¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

6 tipos de dietas saludables

Existen varias dietas que se fundamentan en una ideología muy similar a la nuestra. Cada quien tiene necesidades y condiciones diferentes, por lo que una dieta para todos no sólo no funcionaría, sino que podría ser perjudicial para la salud. Alergias, intolerancias y patrones religiosos o morales forman parte de esas condiciones. Así que, escoged los alimentos más naturales que mejor se adecuen a ti para disfrutar de la comida y gozar de buena salud.

A continuación os mostramos 6 tipos de dietas que comparten nuestros principios alimentarios. A partir de ellas, podréis encontrar información útil para elaborar vuestros menús y de paso conocer distintas versiones de dietas saludables que existen.

  • La dieta paleolítica básica:

La dieta paleolítica que todos conocemos es la que excluye todos los tipos de cereales, legumbres, lácteos, soja y alimentos procesados. También excluye los aceites refinados y el azúcar, incluso puede limitar hasta ciertos tipos de fruta. Esta versión de la dieta paleolítica se hizo conocida cuando el Dr.Loren Cordain la publicó en su libro ‘The Paleo Diet’ y fue en ese momento cuando este estilo de vida se hizo tan popular en Estados Unidos, Australia y algunos países de Europa.

Dieta Paleo

  • Protocolo Autoinmune:

El protocolo autoinmune es una opción natural que elimina alimentos asociados con respuestas inflamatorias en el cuerpo y en individuos que sufren enfermedades autoinmunes como la fibromialgia, eczema, artritis reumatoide, lupus, esclerosis multiple, enfermedad de Crohn y síndrome del colon irritable. En el protocolo autoinmune se evitan alimentos como las verduras solanáceas – aquellas que crecen durante la noche como el tomate, la berenjena o las papas – porque son especialmente difíciles de digerir para personas con estas enfermedades o aquellas que sufren de indigestión, hinchazón o gases.

  • La dieta primal:

La dieta primal es muy similar a la dieta paleolítica, sin embargo, permite la ingesta de lácteos orgánicos y/o crudos, soja fermentada y algunas legumbres. Esta dieta trata de promover la actividad física diaria que ejercían los primates. Sus características no alimenticias incluyen moverse rápido, levantar cosas pesadas, correr, jugar, salir al aire libre, recibir la luz del sol y evitar vivir con estrés y hábitos destructivos.

  • La dieta cetogénica:

Más estricto que cualquier dieta baja en hidratos, el enfoque cetogénico de este régimen está fundamentado en una alimentación basada en grasas, proteínas y verduras. De esta forma, se induce al cuerpo para que entre en estado de cetosis y que utilice la grasa como fuente principal de energía. Una forma de comer muy recomendable para aquellos individuos que sufren de diabetes, que desean perder peso o construir masa muscular.

Huevos poché

  • La dieta vegetariana y la dieta vegana

Las personas que siguen la dieta vegetariana no comen carne o pescado pero sí toman productos lácteos y huevos. Existen varios tipos de vegetarianismo que cada persona escoge en función de sus preferencias alimentarias y morales. Por ejemplo, los hay quienes sí toman pescado (pescavegetarianos) o los que excluyen los lácteos de la dieta (ovovegetarianos).  A diferencia de la dieta vegetariana, la dieta vegana no incluye el consumo de ningún producto que provenga de animales. Ambas dietas incluyen muchos granos, superfoods, frutas y verduras de los que obtienen todos los nutrientes que necesitan.

 

Todos los alimentos que incluyen estas dietas han de ser ecológicos y naturales. El ultraprocesado industrial no es compatible con estas dietas ni con nuestra filosofía. Si tenéis cualquier duda escribid abajo un comentario y os contestaremos encantados.

 

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram