¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Atracón de azúcar: ¿cómo superarlo?

Durante las fiestas, evitar el azúcar es algo más que un reto. Es casi imposible. Llegamos a casa de nuestros familiares a mesas repletas de tartas, polvorones, mantecados, helados, chocolates, turrón crujiente, blando, duro, de todos los colores y sabores y, después de una copiosa cena, sucumbimos a más de un bocado dulce al no poder resistir las ganas y la presión social de nuestras madres y abuelas. Es totalmente entendible y no hay que abatirse con lamentos, mejor tomar las medidas más efectivas para manejar un atracón correctamente.

Ya sabéis que el azúcar refinado no tiene lugar en una dieta natural y saludable. Además, cuanta más azúcar coméis, más azúcar queréis comer. Os puede llevar días, semanas y hasta meses superar la necesidad de consumir azúcar todo el tiempo. El azúcar está relacionada con un envejecimiento más acelerado, cáncer, diabetes y obesidad. Así que, si sois de los que no puede alejarse de los dulces ni en las fiestas ni ningún día del año, seguid leyendo estos consejos.

  • Piensa positivo: 

Si crees que algo será difícil y mentalmente te predispones a ello, probablemente lo sea. Algo que es tan natural como la alimentación es la manera de pensar. Recuerda que una vida de hábitos sanos comienza en la cabeza, en la motivación por estar más sanos y de allí tenemos la fortaleza para mantener un estilo de vida saludable. Cambiar esa charla interna negativa por palabras de auto control ayuda mucho a tener confianza para triunfar sobre la adicción al azúcar.

  • No te quedes con hambre en las comidas

Si bien la mentalidad y la fuerza de voluntad es clave, no hay que dejarlo todo a la suerte. Tratad de no llegar al postre o al picoteo con hambre. De esta forma, evitaréis comer de una sentada todo lo que habéis restringido.

  • Identifica si es un antojo o algo más: 

Un antojo por un alimento específico significa mucho más que solo comer. Los alimentos que decidís comer, la cantidad de sal y el alcohol generan reacciones en el cuerpo que hacen que pensemos que queremos comer más cuando podría ser una señal de otra cosa. Por ejemplo, muchas veces las ganas de comer azúcar simplemente son una señal de que necesitáis beber agua.

  • Escoge sabiamente:

En una dieta saludable podéis ingeniar formas de comer algo de dulce utilizando alimentos naturales como las frutas, chocolate negro puro o cacao 100% orgánico. Sin embargo, si no podéis preparar vuestra propia tarta de chocolate cien por cien natural en casa, escoged bien. Escoged un dulce que de verdad queráis comer y que no sea algo cotidiano como un pedazo de chocolate cualquiera. Comed algo que una vez que lo hayáis comido estéis satisfecho con esa porción y podáis seguir adelante con vuestra alimentación natural sin remordimientos.

  • No te lamentes: 

Cada quien es dueño de las decisiones que toma. Si habéis hecho vuestro mayor esfuerzo y aún así habéis decidido comerte tres pedazos de tarta y 5 polvorones, al menos evita la tentación de auto castigarte. Esos sentimientos negativos solo logran que os sintáis más desmotivados y que la confianza en vosotros mismos esté herida. Simplemente seguid adelante y el día siguiente comed cuando de verdad sintáis hambre. Eso sí, cuando sintáis hambre, comed mucha verdura verde, caldo de huesos, mucha agua y limitar cualquier tipo de azúcar – así sea natural – para ayudar a vuestro cuerpo a volver a la normalidad.

Si os ha ayudado este artículo a sentir menos ganas de comer azúcar, ¡contádnoslo en un comentario!

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram