¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

No es verdad. Contar calorías no es la clave para adelgazar

Cualquiera que haya estado a dieta sabe que para perder peso, el primer paso es reducir la cantidad de calorías que se consume. 

Pero…¡Error! Se ha comprobado que las personas que reducen el azúcar, los carbohidratos (arroz, patata, granos refinados) y los alimentos altamente procesados; sustiyéndolos por verduras y alimentos integrales, pierden cantidades significativas de peso en el transcurso de un año. ¡Sin contar calorías!  

Hoy os quiero hablar de las calorías ¿Son la clave para perder peso? Un estudio actual, hizo una prueba con un grupo de personas que siguieron dietas bajas en grasa o carbohidratos, su éxito no pareció estar afectado por su genética o su respuesta insulínica a los carbohidratos.  

Este estudio quiso comparar como afectaría esto a personas con sobrepeso y obesas las dietas bajas en carbohidratos. Por ejemplo, los refrescos, los jugos de frutas, el arroz blanco y el pan blanco… Comiendo en su lugar arroz integral, cebada, carnes magras, quinoa, fruta natural…

A su vez también querían probar capacidad de su genética para metabolizar carbohidratos y grasas (una dieta personalizada adaptada a sus genotipos). 

Po otra parte el grupo bajo en carbohidratos debía comer alimentos nutritivos como aceite de oliva, salmón, aguacates, quesos duros, verduras, mantequillas de nueces, nueces y semillas, y alimentos para animales alimentados con pasto. 

¿Resultado? Una notable pérdida de peso, ya que no estableció límites extremadamente restrictivos de carbohidratos, grasas o calorías e insistieron en comer alimentos enteros o “reales”, tantos como necesitaban para evitar tener hambre. 

Las personas que perdieron más peso afirmaron que el estudio había “cambiado su relación con la comida” ¿Cómo? Evitando comer en el coche, de pie, frente a las pantallas de televisión… y cocinaban más en casa. 

No salgas a comprar un brownie bajo en grasa simplemente porque dice “bajo en grasa”. 

Después de un año enfocando la dieta en la calidad de los alimentos, no en las calorías, se reflejó la pérdida de peso. 

La calidad de la dieta es importante tanto para el control del peso como para la salud. Una dieta saludable, rica en verduras, alimentos integrales, eliminar el azúcar procesado e incluir azúcar natural y orgánico. 

¡No te obsesiones con las calorías! Simplemente debes comer natural y orgánico, eliminando alimentos procesados que están hechos de almidones refinados y azúcares. 

 La clave para perder peso es la calidad , no la cantidad. 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram