¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Edulcorantes artificiales: ¿Seguirías consumiéndolos?

El ‘boom’ que han tenido los edulcorantes artificiales desde su aparición en el mercado es conocido por todos; pero desde su creación hasta la fecha actual hay mucho camino andado. Y es que existen muchos estudios que han hecho que su percepción en el tiempo sea cada vez más diferente. ¡Y controvertido!

¿La panacea al azúcar?

Eso se pensó inicialmente, después de que se diera a conocer a nivel mundial el papel tan importante que juega el azúcar en el aumento de las tasas de sobrepeso y obesidad, así como de enfermedades como la diabetes, el síndrome metabólico, alteraciones en los niveles de triglicéridos, entre otras.

Los edulcorantes artificiales más conocidos son: sacarina, ciclamato, aspartamo, sucralosa, acesulfamo y steviol. No me voy desviar mucho en esto, por lo que si deseas profundizar más al respecto te invito a revisar mi otro post “¿Son saludables los edulcorantes?”

¡A sustituir azúcares añadidos por edulcorantes artificiales!

Ha sido la alternativa más atractiva desde ese momento, y lamentablemente ahora su consumo es MASIVO. En el mercado nos bombardean cada vez más con un sin fin de productos con declaraciones de propiedades que llegan, incluso, a ser confusas para nosotros como consumidores; y con un listado de ingredientes tan complejos que ¡son imposibles de pronunciar!

Por eso, creo firmemente que, si bien leer el etiquetado de los alimentos que compramos es importante, lo ideal es consumir alimentos que sean lo menos procesados posible y con un listado de ingredientes fácil de leer y entender. Y como dice el refrán, a veces ¡menos es más!

Pero, ¿y qué dice la evidencia?

Por muchas razones –que para mí van desde empresas que no quieren que la verdad salga a la luz, hasta la falta de investigaciones– científicamente no existe evidencia firme suficiente que prohíba su consumo, pero, y ahí viene lo interesante, tampoco para que recomienden a los edulcorantes artificiales como herramienta eficiente en la reducción de peso y la diabetes.

Pero sí que se han establecido varias hipótesis que nos empuja a considerar que el eliminar estos componentes de una vez por todas de nuestra alimentación ¡es la mejor opción!

Una de las hipótesis más sonadas es la del condicionamiento operativo –¡exacto! ¡como la del Modelo Paulov y el perro!– que dice que el consumir alimentos “dulces” sin aporte calórico, si bien tiene efectos fisiológicos distintos al consumo de azucarados calóricos, produciría aumento de peso al favorecer un incremento en el apetito y, por ende, en el consumo energético para lograr sensación de saciedad en el cerebro.

Además se ha establecido que, al consumir productos que contienen edulcorantes artificiales con otros que contienen azúcares, se estimulan las papilas que detectan el dulce produciendo una absorción más rápida del azúcar. Lo cual activaría una cascada hormonal que favorecería un incremento en el apetito y alteración de la glucosa en sangre.

Como verás, ¡consecuencias nada saludables para nuestro cuerpo!

Somos seres ‘bacterianos’

Sin embargo, sí que hay investigaciones más concluyentes sobre la influencia negativa que tienen algunos edulcorantes artificiales en nuestra microbiota o segundo cerebro

segundo cerebro

¡Y es que tenemos más bacterias que células! La mayoría las encontramos en nuestros intestinos, y juegan un papel importante en nuestra salud. Por lo que, evitar cualquier cosa que pueda alterarlas es fundamental si queremos mantenernos saludables.

Uno de los estudios más polémicos en mi opinión, realizado por el Instituto Weizmann en Israel, concluyó que los edulcorantes artificiales -entre los que mencionan sacarina y aspartamo- podrían favorecer un aumento de los niveles de glucosa en sangre al alterar la microbiota, acentuando así el riesgo de desarrollar diabetes o sobrepeso.

¿¡No es paradójico!? Que el objetivo para el cual se crearon estos componentes, en lugar de ayudar a reducir estas enfermedades ¿las acentúen?

Y… ¿qué dice la historia?

Si bien existe una falta de evidencia científica suficiente, ¡la historia habla por sí sola! A pesar del aumento del uso edulcorantes artificiales en la industria, el incremento del sobrepeso y obesidad también son una realidad de la que ningún país escapa, A NIVEL MUNDIAL.

Entiendo. Comparar la evolución de ambas tendencias en el tiempo no necesariamente establece una relación causal pero -al menos a mí- me llama la atención el que ¡tampoco han sido una solución al problema!

Lo natural ¡siempre será la mejor opción!

Aunque las investigaciones han sido controvertidas, sí que han servido al menos para fijar límites en su consumo a través de los niveles de Ingesta Diaria de las agencias reguladoras (AESAN, FDA). Esto hablando en relación a su seguridad en el consumo.

Sin embargo, si muchas veces no sabemos siquiera si están presentes en nuestros alimentos, ¿cómo sabremos si no excedemos la cantidad diaria recomendada de consumo?

Es por esto que, lo más simple y seguro, siempre será basar nuestra alimentación en productos naturales o lo menos procesados posibles.

Al final del cuento…

Como habrás visto –y pueden encontrar fácilmente en internet– este tema ¡tiene aún mucha tela que cortar! Por lo que te invito a dejar hablar a la historia y su evolución, en donde ha quedado más que en evidencia que la “simple” lógica de reducción de calorías usando este tipo de productos no son tan efectivos si su consumo crece en paralelo al peso de la población.

Al final todos los caminos llevan a Roma, y las bases de una alimentación sana y natural SIEMPRE serán más sólidas que las de una alimentación basada en productos ultraprocesados.

¡Aprendamos a desaprender! Enseñemos a nuestro paladar –y sobretodo a los de nuestros hijos– a comer preparaciones menos dulces. Será una batalla ganada de antemano por la siguiente generación, así que ¡a por ello!

natural athlete


¿Te ha gustado el artículo? ¡Puedes seguir leyendo otros de nuestros recientes post y algunas de las recetas originales que he hecho en nuestro Blog! Además, no pierdas la oportunidad de conocer los productos que amamos en nuestra página web.

#SoloTieneCosasBuenas

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram