¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

El poder del ejercicio y el ayuno intermitente

Aunque ya os he hablado del ayuno intermitente, qué tipos existen y sus beneficios, hoy me gustaría hablaros acerca de cómo el ayuno, combinado con el ejercicio, puede ser un combo clave para tu salud.

Como seguramente ya sabrás, el ayuno intermitente no es una dieta, sino una forma de comer para lograr un cambio metabólico en tu cuerpo y por tanto físico.

Pero si te digo que hay estudios que demuestran que el ayuno intermitente junto con el ejercicio físico alarga la vida, ¿qué opinas?

Los primeros estudios que avalan esto, son de 1945 donde se demostraba que gracias a los ayunos, los ratones vivían hasta un 20% más de tiempo. En el año 2000, se estudió el caso de ratones hembra donde de nuevo se demostró que vivían de 47 a 62 semanas (un +32% más). Y numerosos estudios más que podéis ver en Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI) donde además del beneficio del ayuno intermitente, muestran científicamente resultados asombrosos sobre cómo combatir la diabetes, vivir más años, mejorar tu producción de mitocondrias…

El poder de las mitocondrias

Hablando de mitocondrias, ten en cuenta que, en pocas palabras, son las encargadas de suministrar la energía necesaria para tu actividad celular.  Y para producir dicha energía, las mitocondrias necesitan del oxígeno del aire que respira, la grasa y a glucosa de los alimentos que consumimos. Es este proceso precisamente, el que utilizan las mitocondrias para generar energía en la forma llamada ATP.

En 2016, un estudio de la Universidad de Newcastle demostró que el ayuno intermitente es capaz de manipular las redes mitocondriales y mantener el organismo más joven o mejorar la misión oxidativa de los ácidos grasos y por tanto, perder más grasa.

Las mitocondrias y el ejercicio regular

La forma más sencilla de conseguir quemar más energía por día, es ganando masa muscular a través del ejercicio, sobre todo de fuerza. Cuanto más músculo tengas, más mitocondrias activas habrá en tu cuerpo. Es lo que también se conoce como biogénesis:

  1. Desarrollar nuevas mitocondrias.
  2. Reemplazar las mitocondrias dañadas.
  3. Prevenir enfermedades asociadas.
  4. Ralentizar el envejecimiento.
  5. Generar por tanto, más energía.

Longevidad y salud

En definitiva, este estudio, como muchos otros, afirma que  tenemos la opción de vivir más y mejor, evitando enfermedades relacionadas con la edad y el envejecimiento, sólo con modificar nuestros hábitos y sin dependencia de tratamientos farmacológicos.

El tema de volver a lo estrictamente natural como dice la dieta paleo es un must para mi, y está comprobado que, el estilo de vida que teníamos millones de años atrás, mantenía una tasa casi inexistente de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, cáncer, alergias, colesterol… ¿Por qué no comenzamos a ser más conscientes de cómo funciona nuestro organismo en vez de dejarnos llevar por el marketing y la poderosa industria alimentaria?

Si te interesa, puedes leer mi libro sobre CAMBIA lo que comes y CAMBIARÁ tu mundo disponible en Amazon o seguir leyendo mis artículos en el blog.

 

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram