¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Helado de crema de cacahuete

Parece que el buen tiempo no quiere quedarse definitivamente, pero eso no es inconveniente para poder disfrutar de unos helados riquísimos. Esta vez opté por hacer helados de crema de cacahuete.
Sí, lo sé, el cacahuete es una legumbre, y os resultará extraño que yo lo consuma, ya que, como sabréis, asiento las bases de mi alimentación en la dieta paleo. Pero los que estáis ahí desde hace tiempo también sabréis que he ido un paso más allá. He evolucionado el concepto. La base es la dieta paleo, si, pero tamnbién escucho mi cuerpo y acepto o descarto alimentos en función de lo que realmente me sienta bien.

También es verdad que existe una cierta reticencia a consumir la crema de cacahuete debido a que tiene un alto contenido en grasas y da un gran aporte calórico. Como ya os hemos mostrado en varios artículos anteriores, este pensamiento fue fundamentado por la industria alimentaria. Con sus artimañas ha conseguido culpar a las grasas de ser las responsables de las enfermedades cardiovasculares, de la obesidad y de la diabetes de tipo II.

Pero lo cierto es que las grasas son beneficiosas y necesarias para nuestro organismo, por lo que el cacahuete, al ser un alimento rico en grasas, también lo es.

Entre esos beneficios tenemos que las grasas son la mejor fuente de energía para nuestro cuerpo y además, son fundamentales para mantenernos en nuestro peso ideal. Y lo más importante, al contrario de lo que nos han hecho creer, no son las responsables de las enfermedades cardiovasculares, la obesidad y la diabetes de tipo II.

Y no es que lo digamos nosotros, es que lo demuestran numerosos estudios que se han realizado a lo largo de los últimos años.

Pero ya me dejo tanta teoría, y voy a lo que más os interesa, ¡la receta!

Ingredientes:

  • 100 ml de leche de coco
  • 100 ml de leche almendras
  • 200 gr de crema de cacahuete
  • 45 ml de miel
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal 

Preparación:

  1. En un bowl añade la leche de coco junto la leche de almendras y la crema de cacahuete.
  2. Remueve muy bien hasta conseguir que la crema de cacahuete quede bien integrada en la mezcla.
  3. Ahora añade los 45 ml de miel una pizca de sal y vuelve a remover bien.
  4. Por último, echa el huevo en la masa y remueve para hasta que se quede bien mezclado. El huevo le dará más textura de helado, por eso siempre lo uso cuando hago cualquier tipo de helado.
  5. Coloca la masa en un molde para helados. Yo he utilizado estos con forma de polo, pero podéis elegir el que más os guste.

Son tantas las recetas que se pueden hacer con la crema de cacahuete, que casi en todos los platos la utilizo. Uno de mis platos favoritos es el pollo a la parrilla con salsa agridulce de crema de cacahuete, está realmente bueno y la textura y el sabor de la salsa gracias a la combinación de la piña con la crema de cacahuete, es exquisita.

Y si queréis ver más recetas inéditas, podéis encontrarlas en mi libro “cambia lo que comes y cambiarás el mundo”, dónde además os explico más en profundidad los mitos de la alimentación y la lucha contra la industria azucarera

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram