¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Hidratos de carbono o grasas, ¿qué aporta más energía?

Seguramente has escuchado o leído sobre esta famosa pregunta antes, ya sea en revistas, programas de televisión o dietas, y es muy probable que de esa información te hayan surgido dudas sobre lo que debes o no debes comer.

Lo primero que debes saber es que tanto los carbohidratos como las grasas forman parte de  las fuentes principales de energía del cuerpo, aportan el combustible necesario para el calor corporal y funcionamiento. Sin mucho tecnicismo, cuando hablo de calorías me refiero a la cantidad de energía que obtienes al ingerir a un alimento.

Es muy común entre la mayoría de la gente que busca perder peso o que acude a los gimnasios buscando un aumento en su musculatura, escuchar que no debes comer nada de grasa, en fin, ¡si hay un campo en el que hay una gran cantidad de mitos es precisamente en la cantidad de grasas que se deben ingerir!.

Contenido de energía en hidratos de carbono vs grasas

Los hidratos de carbono como la glucosa, proporcionan 4 kilocalorías por gramo que se convierten rápidamente en energía. Sin embargo, su efecto dura muy poco, lo que nos produce la necesidad de volver a comer pasada la primera hora y media.

Las grasas en cambio, son alimentos muy energéticos que producen cerca de 9 kilocalorías de energía por gramo, más del doble que el azúcar. Lo que lo hace un alimento más saciante, esto quiere decir que te va a aportar energía durante mayor tiempo que un carbohidrato, en concreto, tendrás energía durante 6 horas como te muestro en la siguiente gráfica.

¿Realmente te aporta más energía un plato de pasta con salsa de tomate que una ensalada de aguacate y nueces?

Tabla (1)

Como puedes ver, te aporta prácticamente la misma energía un plato de pasta rico en carbohidratos que un plato rico en grasas, con la diferencia que el plato rico en grasas te va a mantener sin la sensación de hambre durante mayor número de horas. Por tanto, las grasas deberían ser nuestro chute de energía para afrontar el día. Es una pena que hayan sido culpadas injustamente por la industria de ser poco saludables y responsables de enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad.

Si te ha gustado este post y quieres saber más, te animo a que leas:

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram