¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

La agricultura: el principio del fin

Del paleolítico al neolítico. El nacimiento de la agricultura

El paleolítico es el más antiguo de los períodos prehistórico. Durante esta primera etapa de la Era de Piedra, el hombre nómada ya fabricaba y tallaba herramientas de piedra tallada, practicaba la depredación en todas sus modalidades (caza, pesca y recolección) y plasmaba en la piedra sus primeras manifestaciones artísticas. 

El neolítico que significa edad de piedra nueva. Se le dio este nombre porque se hallaron piedras que en vez de talladas estaban pulimentadas, pero además de este avance, con el Neolítico llegaron muchos más. Entre ellos la agricultura. El hombre pasó de ser recolector, pescador y cazador a ser agricultor y ganadero. Y con ello llegó la primera forma de manipulación de nuestros alimentos. En cuanto el hombre metió la mano en la forma en la que la naturaleza nos proporcionaba los alimentos empezó a modificar, de alguna forma, esos propios alimentos. La carne de caza dejó de ser la forma tradicional de alimentarse dejando lugar a la ganadería. La pesca sobrevivió y aún parece que lo intenta hacer pero las piscifactorías cada vez ganan más terreno.

Agricultura

Las primeras plantas cultivadas fueron el trigo y la cebada. Su desarrollo se gestó en varias culturas que la practicaron de forma independiente, como las que surgieron en el denominado Creciente fértil que era la zona de Oriente Próximo, las culturas precolombinas de América Central, la cultura desarrollada por los chinos al este de Asia, etc.

La agricultura quizá no se pensó en un primer momento pudiera llegar a convertirse en algo dañino para la alimentación pero, lamentablemente, con el paso de los años, han ido naciendo industrias que buscan rentabilidad con la disminución de costes y por tanto de la calidad.

Con la agricultura las sociedades comenzaron a hacerse sedentarias y la propiedad pasó también a ser un bien inmueble. Surge entonces una sociedad más compleja: nace el negocio. Los conflictos por la interpretación de linderos de propiedad dan origen a los primeros sistema jurídicos y gubernamentales. Es la antesala de la sociedad actual

Ganadería

En un principio, la ganadería nació para asegurar las necesidades de alimento, pieles y otros productos a las primitivas sociedades cazadoras-recolectoras. Éstas debían seguir las migraciones de los grandes rebaños y lo que hicieron fue invertir la dinámica. Hace unos 10.000 años los seres humanos del neolítico descubrieron que capturar animales, domesticarlos y mantenerlos vivos para utilizarlos cuando fuera preciso, les permitía reducir la incertidumbre que les suponía el hecho de tener que depender de la caza.

Más tarde, llegó la ganadería intensiva que se basa en ganar el máximo dinero posible de forma rápida y forzada. El ganado, en este tipo de negocio, se encuentra estabulado, generalmente bajo condiciones de temperatura, luz y humedad que han sido creadas en forma artificial, con el objetivo de incrementar la producción en el menor lapso de tiempo; los animales se alimentan, principalmente, de alimentos enriquecidos.

Piscicultura

La piscicultura fue la primera forma en que se practicó la acuicultura. Existen referencias de prácticas de cultivo de peces en la antigua China, Egipto, Babilonia, Grecia, Roma y otras culturas euroasiáticas y americanas. Las referencias más antiguas datan en torno al 3500 a.c., en la antigua China. En el año 1400 a.C, ya existían leyes de protección frente a los ladrones de pescado.

La sedentarización

A medida que el hombre ha ido evolucionando, las técnicas y tecnologías también han ido desarrollándose a su paso. Desde que comenzó la sedentarización, hemos ido progresivamente adquiriendo hábitos más cómodos en todos los ámbitos vitales incluyendo nuestra alimentación. Este desarrollo tecnológico y técnico ha sido de gran ayuda en muchas sectores pudiendo facilitar las múltiples tareas que realizamos a diario. De esta forma con muy poco esfuerzo podemos arar terrenos agrícolas mucho más grandes y abastecer a muchas más personas a la vez. Sin embargo, con los años, este progreso que beneficiaba tanto a la sociedad se nos ha ido de las manos. No nos conformamos con lo que la naturaleza puede ofrecernos a su ritmo y la maltratamos con nuevas técnicas abrasivas transformando lo natural en artificial.

La Ley de Wolff

De hecho, está probado que desde que el hombre empezó a adulterar los alimentos que él mismo producía, la alimentación se truncó y con ella nuestra salud. Hemos llegado a un punto denominamos progreso a la fabricación de nuestra propia destrucción. ¿No eran nuestros antepasados suficientemente fuertes en cuanto a lo que alimentación se refiere? Si, y lo eran más que ahora ya que está demostrado que el sedentarismo asociado a la implantación de la agricultura ha ido provocando gradualmente una reducción una considerable pérdida de masa ósea.

¿Os suena la ley de Wolff? Bien, esa ley viene a decir que el hueso puede evolucionar y adaptar su estructura en función de los estímulos externos que recibe a través del músculo, por eso algunos tenistas tienen el húmero muy desarrollado y no solo el biceps.

Volver para poder avanzar

Según el doctor Weston Price, la inexistencia de procesos de refinamiento de alimentos en las dietas de nuestros antepasados ha sido clave con respecto a la posterior aparición de la epidemia de enfermedades cardiovasculares. Harinas blancas, alimentos envasados con los añadidos químicos de conservantes, saborizantes y colorantes, la adición de azúcares o la creación del proceso de homogeneización láctea, así como la invención de las grasas hidrogenadas difiere y sitúa en un contexto de salud totalmente opuesto a las dietas y los alimentos que tradicionalmente han sido consumidos.

El tan afamado ratio en las cantidades de ácidos grasos omega 3 y omega 6, que hoy día las sociedades médicas se afanan en recomendar añadiendo complementos de omega 3 a las dietas, ya era sostenido en tiempos antiguos, donde la equidad entre el consumo de unos y otros ácidos grasos mantenía un balance de 1:1 e incluso a veces de mayores contenidos en omega 3 frente a omega 6.

Con el propósito de abanderar la vida sana con alimentación de verdad, os proponemos algunas de nuestras últimas recetas:
Gazpacho de fresas.
Ensalada de pollo a la parrilla.
Apionabo con chipirones.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Comentarios

2 Comentarios
  1. posted by
    Hugo Mora
    Feb 28, 2017 Reply

    Saludos y felicitaciones por tu pagina, tus recetas son de mis preferidas, en cuanto al articulo sobre la agricultura, tu punto de vista esta interesante como reflexión.
    Me parece que si se habla de alimentación de calidad hay que evaluar de donde provienen los alimentos Que llevamos a nuestras casas porque la contaminación, procesamiento y modificación de estos en la actualidad deja mucho que desear y es responsable de muchos de nuestros padecimientos de salud. Considero que debemos ser multiplicadores responsables del conocimiento acerca de una alimentación verdaderamente saludable, y principalmente en los pequeños. Éxitos siempre Nicklas
    Hugo Mora.
    Venezuela

    • posted by
      Niklas Gustafson
      Mar 1, 2017 Reply

      ¡Hola, Hugo! Muchísimas gracias por leer mi blog y por comentar. Estoy de acuerdo con esa reflexión: tenemos que estar enterados del procedimiento que se lleva a cabo antes de comer un alimento por eso yo siempre prefiero hacer el procedimiento, en la medida que puedo, en casa. ¡Así siempre lo se! Jeje ;D Un abrazo.

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram