¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¿La Navidad engorda? + postres naturales

Estamos a dos días de la primera noche del pecado de Navidad. Después del preparatorio de comilonas con las cenas de empresa, por fin ha llegado la cena de la verdad. Nos reunimos en familia y comemos cantidades ingentes de comida descuidando la suma de azúcar añadido, sodio, alcohol, conservantes y demás aditivos.

Después de una hora comiendo, parece que viene la tarta empaquetada, sin embargo, lo que lleva el anfitrión en sus manos es una bandeja de asado. En efecto, los treinta platos que hemos dejado atrás formaban lo que conocemos como entrante. Tras el ansiado pedazo de tarta de tres pisos, nos sentamos a reposar la cena con el botón del pantalón desabrochado para respirar con más facilidad.  La sobremesa o sobresofá lo acompañamos con un café y, por qué no, con unos turrones y polvorones. ¡Cómo los vamos a dejar ahí!- dice el anfitrión.

“En enero me pongo a dieta”

El chupito de crema de orujo cierra una de las veladas familiares más especiales del año. ¡Qué bien! Ya vamos cogiendo fondo para las próximas semanas. El 25 Navidad, el 31 Nochevieja, el 1 Año Nuevo y el 5, la noche de los Reyes Magos.

Después de relatar el encuentro navideño que se repite en tantos hogares, deberíamos plantearnos si es lo más sano. En lugar de pensar en cómo remediar la perjudicial comilona festiva, lo justificamos diciendo la frase que llevamos escuchando desde que comenzó el puente de la constitución: “en enero me pongo a dieta”.

¿La Navidad engorda?

El problema no es la Navidad, el problema son los hábitos alimenticios modernos que hemos ido adquiriendo con el tiempo. Hoy en día, los productos empaquetados y aditivos artificiales están presentes en, prácticamente, todos los alimentos que nos encontramos en el supermercado. Nos alimentamos de forma perjudicial a lo largo de todo el año. Abusamos del azúcar y del sodio e ingerimos grasas manipuladas o hidrogenadas sin darnos cuenta. La industria sabe muy bien cómo ocultar la mala composición de su oferta alimentaria. Nos incita a comprar productos de forma engañosa resaltando las etiquetas de “light” o “0%  en materia grasa” que enmascaran las enormes dosis de azúcar añadido que contienen estas alternativas. Todo ello daña nuestra salud y nos provoca un aumento de peso evidente. Entonces, nuestro organismo se queja y lo manifiesta a través de una sensación de malestar y pesadez del que no nos desprendemos hasta que no termina el periodo navideño.

Propósito de año nuevo: comer de todo, pero natural

Por tanto, arrastramos una dieta deficiente y poco saludable desde el comienzo de año y diciembre es la gota que colma el vaso. Lo que realmente ocurre en Navidad es que llueve sobre mojado. Desde luego, es conveniente confeccionar un menú Navideño sano y natural; pero, lo que realmente sería apropiado, es vigilar nuestra dieta cada mes. Procurad introducir alimentos naturales y ecológicos en vuestras comidas con frecuencia y el cuerpo os lo agradecerá. Recordad que los caprichos y tentaciones que no han de faltar en las cenas y comidas festivas también pueden ser saludables y nutritivos. Dedicadle un ratito más a la cocina y obtendréis postres saludables y deliciosos que no tienen nada que envidiarle a la tarta empaquetada de tres pisos.

Postres naturales y saludables para estas fiestas

A continuación, presentamos tres postres cien por cien naturales para deleitar a vuestros comensales durante estos días:

  • Tarta de chocolate natural: imprescindible

http://blog.naturalathlete.bio/chocolate-cake/

  • Trufas de dátiles, cacao y coco: para acompañar el café.

http://blog.naturalathlete.bio/trufas-datiles-coco-cacao/

  • Panna cotta: ligero y suave.

http://blog.naturalathlete.bio/panna-cotta-paleo/

 

¿Qué postre os gusta más? Escribid un comentario aquí abajo vuestra receta favorita :).

 

 

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram