¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Leche de almendras casera

Existe algo muy bonito en aprender a preparar uno mismo las cosas, hasta influye positivamente en nuestro ánimo y es entretenido. Esta receta de leche de almendras casera es genial porque además no tiene ninguna complicación.

Dentro de una dieta saludable y natural, los lácteos son un interrogante porque por un lado existen alimentos derivados de lácteos que son beneficiosos para la salud – como la mantequilla, el kéfir o el yogur – pero también, en la mayoría de los seres humanos causan molestias porque no poseemos la enzima lactasa que se encarga de digerir correctamente los lácteos.

Lo bueno es que alternativas hay muchas, como esta receta para hacer vuestra propia leche de almendras. Este sustituto de la leche tradicional es una buena adición dentro de tu alimentación por su versatilidad y fácil preparación y muchos expertos recomiendan esta leche cuando se tiene algún tipo de intolerancia a la lactosa o simplemente cuando se busca perder peso.

Almendras remojadas

Ingredientes: (para 2 tazas de leche de almendra)

  • 1 taza de almendras peladas, crudas
  • 2 tazas de agua, más otras 2 tazas para remojarlas
  • Miel, agave o sirope de maple para endulzar (opcional)
  • Gasa o malla fina para colar la leche

Preparación:

  • La noche anterior, coloca la taza de almendras en dos tazas de agua y déjalas allí durante al menos 8 horas.
  • Escurre el agua de remojo de las almendras.
  • Coloca las almendras remojadas en una batidora y agrega 2 tazas de agua filtrada y, si lo deseas, el endulzante que prefieras.
  • Bate durante 1 minuto en alta potencia o hasta que veas que las almendras se han triturado por completo.
  • Sobre un envase hondo coloca la gasa o malla para colar. Vierte el líquido sobre la malla y aprieta con tus manos para colar la leche.
  • Debe quedar una harina fina dentro de la malla y todo el líquido exprimido dentro del envase.

Leche de almendra

Al terminar de escurrir todo el líquido de la malla, transfiere la mezcla a un envase de cristal que pueda cerrarse herméticamente. Conserva la leche de almendras durante 4 días máximo dentro de la nevera.

Leche de almendras

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram