¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Magdalenas de plátano, avena y chocolate

Si eres más de dulce que de salado y no sabes qué merendar para no caer en la tentación de la bollería industrial, aquí te doy la respuesta. Estas magdalenas dulces con sabor a chocolate son la opción perfecta para picar a media tarde. Yo aproveché ayer para hacerlas con mi hija pequeña. Son muy sencillas de preparar –se tarda menos de media hora– y mis hijas disfrutan muchísimo colaborando en la cocina. De hecho, en esta ocasión lo hizo casi todo Carlota, que tiene 8 años.  

Una magnífica forma de eliminar de tu cocina las harinas refinadas es sustituirlas por harinas naturales como la de avena, les dará un toque especial y más saludables a tus platos. Aunque os parezca que es lo mismo utilizar una harina que otra, es muy importante conocer las alternativas saludables y tener muy en cuenta la procedencia de los hidratos de carbono que consumimos, ya que no todos son iguales ni tienen el mismo efecto en el organismo. Aclarando esto, ¡vamos a la receta!

Ingredientes:

 

Preparación:

  1. En un bowl añade 2 plátanos y machacalos con el tenedor hasta que se quede una pasta.
  2. Añade los 3 huevos y remueve muy bien hasta conseguir que se queden quede bien integrada en la mezcla.
  3. Ahora echa 2 cucharadas soperas colmadas de avena de chocolate y 1 cucharada sopera colmada de proteína de chocolate. Si no quieres usar la proteína, sustúyela por un poco más de avena en polvo.
  4. Añade un chorrito de leche de almendras para que la mezcla esté más fluida. Remueve hasta que se quede bien mezclado.
  5. Por último, machaca las almendras y añade trocitos pequeños de almendra o del fruto seco que más os guste a la mezcla.
  6. Coloca la mezcla en unos moldes para magdalenas. Yo he utilizado moldes de silicona, que son los mejores para desmoldar estas magdalenas, pero podéis elegir el que más os guste. Una vez en los moldes, les suelo poner en la superficie nibs de chocolate. ¡Quedan super apetitosas!
  7. Finalmente introduce los moldes en el horno a 180ºC durante 12/14 minutos aproximadamente, pero no te olvides de vigilarlas. Cuando tengas la duda de si ya están hechas podéis utilizar el truco de introducir un pincho/cuchillo y si sale limpio, ¡están listas!.
  8. Desmoldarlas con cuidado ya que cuando aún están calientes son bastante frágiles. Dejarlas enfriar, y ¡a disfrutar!.

modo-de-preparación1

Yo las suelo acompañar con frutas y esta vez también preparé una cobertura de chocolate con 15 g de mantequilla y una cucharada de nuestro cacao soluble en una sartén a fuego lento, ¡quedaron espectaculares!.

magdalenas-con-cobertura

Son tantos los postres que se pueden hacer con la avena de chocolate, que casi en todos los utilizo, aporta cremosidad y un sabor dulce riquísimo. Uno de mis postres favoritos es, smoothie de plátano, cacao y crema de cacahuete está realmente increíble y la textura y el sabor gracias a la combinación con la crema de cacahuete, es exquisita.

Si te animas a hacerlas, no dudes en etiquetarnos en vuestras creaciones con el hashtag #solotienecosasbuenas @naturalathlete

 

Octavio Laguía
Autor del post
Octavio Laguía

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram