¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Pastel de carne: crujiente y sin gluten

Hay comidas que invitan a compartir y a reunirse con la familia y los amigos. Cuando se preparan deliciosos comidas que se puedan dividir en porciones y probar todos del mismo plato.

Este increíble pastel de carne es muy sencillo de preparar y en cuestión de 40 minutos podréis degustar de un plato espectacular, lleno de sabor y muy nutritivo. Además, a diferencia de la mayoría de recetas de pasteles de carne y tartaletas, esta no tiene gluten, por lo que es perfectamente apta para cualquier persona y seguro que os sentará mucho mejor a la hora de hacer la digestión.

El guiso de carne ya lo hemos preparado antes para rellenar canelones o para acompañar los espaguetis de calabacín a la boloñesa. Queda muy rica y es muy fácil de preparar. El tomate frito también es casero y os dejamos el enlace para que podáis prepararlo 100% natural. Os recomendamos que si podéis, preparad el guiso de carne el día anterior y dejadlo reposar en la nevera toda la noche. Así conseguiréis que el sabor esté mucho más concentrado y tenga más potencia.

¡Vamos allá con la receta!

Ingredientes para el guiso de carne:

  • 400 gr de carne picada.
  • 300 gr de tomate frito casero.
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • Perejil fresco.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Ingredientes para la masa del pastel:

  • ½ taza de harina de quinoa.
  • 150 gr de mantequilla ecológica.
  • ½ taza de harina de almendras.
  • ½ taza de trigo sarraceno.
  • 1 huevo entero.
  • Sal al gusto.

pastel de carne en el molde

Modo de preparación:

  • Corta la cebolla en trocitos pequeños. Si lo van a comer niños este paso puede resultar crucial para esconder la verdura que no a todos les gusta.
  • En una sartén profunda u olla añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Añade toda la cebolla con un poco de sal para que sude. Sofríela hasta que se haya pochado y adquiera un color blanquecino.
  • Introduce toda la carne y con la ayuda de una cuchara o paleta separa la carne y muévela hasta conseguir un color dorado y uniforme en toda la carne sin pegotes.
  • Añade el ajo también muy picado y termina de sofreír. Cuando la carne esté ya hecha, vierte el tomate frito casero y deja que cueza durante al menos 20 minutos a fuego medio-bajo. Al quedar unos 5 minutos espolvorea el perejil fresco o tu hierba favorita.
  • Cuando esté listo puedes usarlo directamente o guardarlo en la nevera y dejarlo reposar toda la noche.
  • Para la masa, en un bol introduce todas las harinas, el trigo sarraceno y la sal. Revuelve y reserva. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente blanda (que cuando la toques no te cuente dejarle una hendidura en ella). Introduce el huevo en la harina y revuelve hasta que esté completamente integrado. Entonces, mete la mantequilla y comienza a amasar con la ayuda de una espátula o lengua de cocina

Precalienta el horno a 180ºC.

  • La masa debe quedar lo suficientemente compacta como para poder crear una forma uniforme con ella, pero recuerda que al no tener gluten no quedará como las típicas masas de pan.
  • En un molde para tartas o pasteles, vierte la masa y con la ayuda de las manos o una cuchara, coloca toda la masa en el fondo y subiendo un poco por las paredes del molde.
  • Rellena el centro con el guiso de carne picada. Repártela bien por toda la superficie.
  • Introduce el pastel en el horno durante 30-35 minutos aproximadamente, o hasta que los bordes de la masa se hayan dorado.
  • ¡Saca el pastel de carne del horno y a disfrutar!

¡Esperamos que os encante tanto como a nosotros! Delicioso y crujiente, este pastel de carne es perfecto para compartir en cualquier ocasión. 😀 ¡Comentadnos aquí abajo qué os parece!

 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram