¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Pollo con salsa de vino: ¡espectacular!

Os presentamos un plato muy especial con el que disfrutar de una deliciosa comida o cena… ¡pollo con salsa de vino! Este plato de pollo con salsa de vino superará las expectativas de cualquiera y será un gran plato con el que disfrutar a lo grande.

Es muy sencillo de hacer, tan solo requiere de un poco de tiempo y paciencia para que así reduzca la salsa y quede un plato de 10.

Para que sea lo más saludable posible os recomendamos que siempre empleéis ingredientes de calidad y que sean ecológicos. Para esta receta hemos utilizado un pollo de corral ecológico. Su color amarillo, su delicioso sabor natural y su jugosidad denotaban muchísima calidad, y vosotros también notaréis la diferencia.

Pues sin más dilación, ¡vamos a por la receta!

Ingredientes del pollo con salsa de vino:

  • 4 pechugas de pollo ecológico.
  • 1 taza de harina de tapioca/quinoa/almendras.
  • Sal y pimienta.
  • 2 cebollas pequeñas-medianas.
  • 1 pimiento verde.
  • ¾ tazas de vino tinto.
  • 1 taza de caldo de pollo.
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • Piñones tostados.

close up de pollo con salsa de vino y fondo desenfocado

Modo de preparación:

  • En primer lugar corta las pechugas de pollo por la mitad o déjalas enteras y salpimienta al gusto. Decidimos dejar la piel, ya que es la parte que más sabor aporta a la carne. Además, como he dicho muchas veces, la grasa no es el problema.
  • Reboza cada pieza por separado en la harina de tapioca.
  • En una sartén con bastante aceite, fríe las piezas de pollo hasta conseguir un color dorado por ambos lados.
  • Retira el pollo y resérvalo.
  • Corta las cebollas y el pimiento e introdúcelos en la sartén con el aceite en la que freíste el pollo.
  • Sofríe las verduras con un punto de sal y déjalas que se hagan hasta que la cebolla se torne transparente. Entonces introduce el vino y el caldo de pollo.
  • Baja la temperatura del fuego y deja que la salsa reduzca durante 25 minutos.
  • Cuando haya reducido un poco, introduce la salsa entera dentro del procesador de alimentos y tritúrala por completo. Si deseas que la salsa quede aún más espesa puedes añadir una cucharada de harina de tapioca.
  • Vierte nuevamente la salsa en la sartén e introduce los trozos de pollo que tenías reservados y deja que cueza a fuego medio otros 15 minutos más.
  • Sirve tu pollo con una buena ración de salsa. Puedes acompañarlo con lo que más te guste. En nuestro caso he añadido lechuga, remolacha y unos piñones tostados para coronar la receta.

Ya véis que es muy sencillo y solo requiere un poco de paciencia. Podréis servir esta maravilla en cualquier ocasión especial. ¿Qué os parece? ¡Dejad aquí abajo vuestros comentarios!

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram