¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

5 razones por las que la dieta sana maximiza el ejercicio

Correr, saltar, lanzar, levantar o empujar son las actividades físicas más comunes.  Así como la correcta alimentación es buena para la salud en general, también lo es para ejecutar bien cualquiera que sea la actividad física que realizamos frecuentemente. Con una alimentación bien diseñada podemos obtener una nutrición óptima basada en los pilares de la nutrición adecuada y así gozar de los beneficios de los alimentos que se comen y maximizar los beneficios del ejercicio.

Muchos creen que para poder llevar a cabo un entrenamiento exigente hace falta comer muchos hidratos de carbono como pasta y arroz, pero con una dieta basada en verduras y frutas con un buen aporte de proteínas es completamente viable. Personas que compiten en carreras muy duras como puede ser un Ironman y que llevan un estilo de vida natural e incluso vegana, son tan capaces e incluso más que los demás.

  • Proteínas para tus músculos:

Con la ingesta de alimentos ricos en proteínas se fomenta la formación de músculos magros que permite practicar de mejor manera cualquiera tipo de deporte. Dependiendo de la meta fijada, se puede crear una dieta específica con alimentos saludables, adaptando así las cantidades a las necesidades requeridas de acuerdo al entrenamiento y el gasto energético.

  • Aporta la cantidad correcta de carbohidratos durante el día:

Dentro de un estilo sano todos aquellos carbohidratos refinados, procesados y los cereales quedan fuera. Las legumbres no se erradican pero su consumo debe ser moderado. La principal fuente de hidratos debe proceder de las frutas y verduras permitidas que aportan la energía necesaria para tener energía durante el entrenamiento, así como para alimentar a al cerebro. Si se come la suficiente cantidad de hortalizas al día se consigue el nivel óptimo.

  • Provee grasas saludables:

A pesar de lo que muchos piensan, cuando se quiere bajar de peso o estar sano no se deben eliminar las grasas, al contrario. Comer grasa sí ayuda a perder grasa, ya que aunque parezca paradójico, la grasa de los alimentos no es la misma que la que produce el organismo y hace que subamos de peso o aumenten los michelines. Además de mantenernos satisfechos, aporta nutrientes y energía que utilizamos durante el día y durante la actividad física. Las grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva, el aguacate y las almendras son alimentos ideales. Al igual que grasas saturadas como la del aceite de coco y de la mantequilla.

  • La fibra es la clave para mantener un peso correcto:

Al comer tantas verduras y frutas, se mantiene un sistema digestivo sano, un peso equilibrado y una mejor flora intestinal, importantísima para gozar de buena salud. Además, no hay que olvidar la importante cantidad de micronutrientes que aportan estos alimentos al organismo, aportando más salud en un solo bocado.

  • El ejercicio:

Es muy importante realizar actividad física de todo tipo, tanto aeróbica como anaeróbica. Independientemente de que se realice una actividad física constante, es importante que en el día a día también se lleve a cabo ejercicios simples que mantengan nuestro cuerpo activo, como caminar, subir las escaleras, ir a trabajar en bicicleta o con patines, etc.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram