¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Refrescate de una forma saludable

Los días calurosos han llegado y seguramente lo que más nos apetezca es refrescarnos con un helado. Y os preguntaréis, ¿cuál es el problema? Pues que los helados que solemos elegir para tomar, están cargados de azúcares y aditivos perjudiciales para la salud. Por lo que no son una buena opción que consumir.
Pero tranquilos, que hay solución. Y no, no es dejar de tomarlos, es hacer los helados en vuestra casa como más os guste.

Al hacerlos en casa nos aseguramos de elegir ingredientes naturales y saludables, evitando ponerle azúcar y aditivos y así conseguir que sean una buena opción que tomar para refrescarnos.

Además, es muy buena opción para dárselo a los más pequeños. Yo los hago con mis hijos y disfrutan muchísimo elaborándolos y comiéndolos, claro.

En el blog podéis encontrar distintas ideas para hacer los helados de manera artesanal. ¿Recordáis los helados con crema de cacahuete? Son súper cremosos y están riquísimos.
Y si os gusta hacerlo con fruta, podéis encontrar también los helados con frutos rojos y chía. Esto dos son mis preferidos.

También arriesgué con un helado que sorprendió a todos aquellos que lo probaron, y son los helados de azafrán. ¡Tiene un sabor único!

Hacer nuestros propios helados es muy fácil. Tan sólo tienes que elegir la fruta y los ingredientes sólidos que más nos gusten y mezclarlos con los líquidos, como agua o leche.

Si como en mi caso, preferís helados con una textura más cremosa, probad a añadirle leche de almendras o de otro fruto seco, veréis que queda mucho más cremoso.

Otro truco para conseguir esa textura es triturar junto a la leche un plátano y así conseguir la base donde luego echar los demás ingredientes.

Pero si os gusta más tomaros los clásicos “polos” de hielo, probad a hacerlos con agua o con agua de coco -para que quede un poco más dulce-
Tan sencillo como poner la fruta y el agua en el molde ¡y a congelar!

En este caso, al llevar agua puede que no sea suficiente con el dulzor de la fruta, así que podéis ponerle un endulzante natural como azúcar de coco o miel.

Desde luego que hacer nuestros propios helados siempre es la mejor opción. Como siempre digo, debemos comer de la forma más natural.

Si os ha gustado este artículo, no os podéis perder otros como:

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram