¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Remolacha: Sus 5 beneficios para la salud

La remolacha es una planta que se puede aprovechar al completo ya que tanto las hojas como la raíz (la parte roja y dulce) se consumen y tienen grandes beneficios.

Originaria de Asia, el norte de África y Europa, la remolacha se consume desde hace miles de años. Al principio se limitaba su consumo a las hojas pero posteriormente se aprovechaba también la raíz profunda que era grande y carnosa.

La remolacha se ha utilizado para muchas más fines que el de la alimentación. Su fuerte color magenta o carmesí es utilizado como tinte natural para tejidos, cabello o incluso maquillaje. Por otra parte, gran parte del azúcar refinado que se produce en Europa procede de la remolacha.

A pesar de su alto contenido en azúcar en comparación con el resto de hortalizas y verduras, la remolacha es apta para diabéticos (a menos de que haya una contraindicación médica particular). La remolacha tiene muchos beneficios importantes para el correcto funcionamiento del cuerpo y puede ayudar a mejorar y combatir algunas enfermedades.

Baja y ayuda a regular la presión arterial

Comer remolacha o beber un su zumo ayuda a bajar la presión arterial sistólica de forma paulatina sin crear una descompensación que pueda generar bajadas de tensión, mareos o desmayos. Esto se puede deber a que su contenido en nitraros de origen natural. Los nitratos se convierten en óxido nítrico dentro de nuestro cuerpo, el cual ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y en consecuencia mejorando su flujo sin que haya una presión elevada.

Mejora el rendimiento físico

Precisamente debido al óxido nítrico que genera la remolacha en nuestro cuerpo, nuestro cuerpo requiere menor cantidad de oxígeno a la hora de realizar ejercicios de baja intensidad y aumenta la tolerancia a rutinas de alta intensidad. Existen estudios que incluso afirman que si se toma zumo de remolacha antes de realizar deporte o ejercicio, se aumenta la capacidad y rendimiento físico en un 16%.

Combate la inflamación

La remolacha contiene altas cantidades de betaína, un nutriente muy importante que se encarga de ayudar y proteger a las células, así como a las proteínas y enzimas del estrés ambiental. Este mismo nutriente ayuda a desinflamar los órganos, músculos, arterias y venas. Esto no solo es bueno en sí mismo, sino que contribuye a la reducción del riesgo a padecer enfermedades crónicas causadas por la inflamación.

Prevenir el cáncer

Si por algo se caracteriza esta increíble raíz es por su color magenta o carmesí. Dicho color se produce gracias a su contenido en fitonutrientes. Se ha investigado sus efectos sobre las formaciones tumorales con distintos animales y se ha demostrado que los fitonutrientes ayudan a reducirlas. Aún se está estudiando como tratamiento contra cánceres como el de páncreas, el de próstata y el de mama.

Desintoxica tu cuerpo

El alto contenido en vitamina B y C, minerales esenciales como potasio y manganeso, y en especial la fibra, contribuyen a la estimulación inmunológica. Por otra parte, los pigmentos betalin presentes en la remolacha ayudan  a la desintoxicación, ya que hace que el cuerpo las excrete de forma natural. La remolacha además ayuda al hígado y a limpiar la sangre.

Como habéis visto, los beneficios de la remolacha son muchos y nos puede ayudar en muchos aspectos de nuestra salud. Lo bueno es que se puede integrar en muchos platos distintos como en purés, gazpacho, en menestra de verduras asadas, o en las albóndigas paleo (próximamente en la sección de recetas) 😉 . ¿A vosotros cómo os gusta prepararla?

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram