¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

La sandia: una súper fruta muy beneficiosa

La sandía es una fruta increíble que cuenta con múltiples propiedades y que beneficia todo nuestro cuerpo.

Cuando pensamos en la sandía automáticamente nos viene a la mente el verano, el calor y el agua. Estamos en mayo y por fin comienza la temporada de la sandía. Durante estos meses y hasta septiembre se puede disfrutar de una de las frutas más completas que podemos encontrar ya que “sirve para todo”.

Aporta muchísimo frescor y dulzura a cada bocado y se puede preparar de distintas formas y añadirlo a cualquier ensalada, dándole un giro a tus platos.

Formada por casi un 93% de agua, contiene además vitaminas, minerales, fibra, hidratos de carbono y además es baja en calorías. Todo esto hace de la sandía una fruta muy completa e ideal para ayudar a distintas partes de nuestro cuerpo.

Beneficios para la salud:

Buena para el corazón

La sandía contiene L-citrulina, un aminoácido que se transforma en arginina, la cual ayuda al sistema circulatorio en general y la hipertensión. Además, contiene potasio que ayuda a que los líquidos del cuerpo se regulen, afectando positivamente a la bajada de la presión arterial.

Ayuda antes, durante y después del ejercicio físico

La sandía aporta una gran cantidad de agua y ayuda a estar hidratado y listo para la acción. Además, podría ayudar a reducir el ritmo cardíaco y los dolores musculares al día siguiente de realizar deporte, ya que la L-citrulina hace que los músculos se relajen y vuelvan a obtener energía.

Efectos antioxidantes y de rejuvenecimiento

La sandía está compuesta por una serie de fenólicos, entre los cuales incluyen carotenoides, triterpenoides y flavenoides, unos antioxidantes naturales que ayudan a prevenir el envejecimiento y el mantenimiento de los tejidos. Parece que además ayuda a reducir en un 40% los riesgos de sufrir daños en la piel provocados por el sol.

Diurético y laxante natural

Al contener tanta agua la sandía es ideal para limpiar los riñones y la vejiga. Combinado con su alto contenido en fibra y potasio reduce la cantidad de ácido úrico en la sangre, ayudando a eliminar las toxinas de los riñones y limpiando el intestino. Debido a estas mismas propiedades y gracias a la fibra favorece el tránsito intestinal, especialmente en los momentos que se sufre de estreñimiento.

Bajar de peso

La sandía es una fruta baja en calorías pero muy rica en fitonutrientes y antioxidantes. Además, al contener tanta agua resulta saciante y ayuda a combatir la ansiedad. También ayuda a reducir la hinchazón.

Ayuda a combatir el cáncer de próstata

Según estudios médicos, se relaciona el consumo de licopeno con una mejor salud de la próstata, conllevando un menor riesgo de contraer cáncer de próstata. La sandía no solo lo contiene sino que es en mayores proporciones que el tomate.

Por otra parte, al contener L-citrulina que ayuda al flujo sanguíneo de todo el cuerpo, relajando y dilatando los vasos, puede resultar fantástico para los problemas de virilidad.

Favorece la salud ocular

Con un alto contenido en betacarotenos que se transforman en nuestro organismo en vitamina A, la sandía ayuda a producir el pigmento de la retina del ojo y lo protege contra la degeneración muscular que se va produciendo con la edad.

 

La sandía no solo está deliciosa, sino que además es muy beneficiosa para nuestra salud. Siendo una fruta perfecta en los meses más calurosos apetece añadirlo a cualquier plato, como ensaladas, o comérsela bien fría y sin nada más.

¿A vosotros cómo os gusta comer la sandía? 🍉

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram