¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¿Tenemos más vitamina D en verano o en invierno?

La mayoría de las personas podemos producir suficiente vitamina D por la exposición al sol, aunque no es suficiente debemos de tener en cuenta varios factores para obtenerla. ¡No todos son rayos de sol! 

Hoy hablaremos de la vitamina D y cómo la podemos obtener. Estamos a unos pasos de comenzar la primavera y aunque el tiempo no nos acompaña…” al mal tiempo buena cara”,  no debemos olvidar salir a la calle y exponernos al sol.  

La vitamina D es esencial para la salud ósea, por eso es importante exponernos a los rayos de sol pero ¡ojo! No es necesario que sea directamente, aunque los días lluviosos no acompañen ¡Salgamos a la calle!  

Con todo esto nos surge la pregunta lógica…¿Tenemos más vitamina D en verano que en invierno? En verano cuando el sol está directamente sobre la cabeza, la síntesis de vitamina D puede ser muy eficiente. En cambio durante el invierno el sol permanece más bajo en el cielo y por eso es mucho más difícil obtener suficientes rayos UVB para producir vitamina D, porque el frío hace que nos abriguemos por lo que los rayos de sol no llegan directamente a nuestra piel. 

Es muy importante incluir la vitamina D en nuestra alimentación para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Esta vitamina cumple un rol muy importante ¡Fuerza e inmunidad! es la función que realiza en nuestro sistema nervioso, muscular e inmunitario para que funcione con normalidad, así como la utilización del calcio para fortalecer nuestros huesos. ¡Ojo! La carencia de esta vitamina puede llevar a enfermedades como la osteoporosis o el raquitismo. 

Podéis obtener la vitamina D de tres formas:  

A través de la piel 

Es la fuente principal para adquirir la vitamina D de forma natural, la exposición al sol, pero siempre debéis hacerlo con moderación.  

A través de los alimentos 

Es esencial llevar una dieta saludable y orgánica, ¿Cómo? Incluye alimentos ricos en vitamina D como las yemas de huevolechepescado de agua salada e hígado.   

A través de los suplementos 

Aunque el propio cuerpo genera la vitamina D, a veces, puede ser necesario tener que recurrir a algún suplemento natural que pueda darnos ese plus que nuestro cuerpo necesita.

Un estudio determinó, que los factores ambientales como las nubes, el ozono y la contaminación del aire también pueden disminuir la producción de vitamina D. También se estimó que las personas con piel clara en un clima templado al mediodía, con exponerse diez minutos al día es suficiente. En cambio las personas con piel más oscura necesitan de dos a tres veces más exposición al sol para producir la misma cantidad de vitamina D.  

¡Sal a la calle! No solo ganarás en vitamina D sino en salud, despega tu mente del ordenador, sal a pasear a perro, pon una excusa para ir a tomarte algo con los amigos… Aquí te dejo unos enlaces para que tengas una excusa para salir del área de confort

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram