¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Superfoods: ¡qué son y cómo usarlos!

Los superfoods cada vez son más populares en todo el mundo. Este tipo de alimentos son completamente naturales, ya que se trata de frutas, hierbas, semillas, algas o incluso raíces, y la ventaja que tienen es que contienen una gran cantidad de nutrientes de muy buena calidad es tan solo una pequeña cantidad de producto.

Además de nutrientes, los superfoods tienen muchos otros beneficios para la salud que ayudan en distintas áreas, como antioxidante, antiinflamatorio, diurético, energéticos, o que favorecen la concentración. Cada uno de ellos tiene sus propiedades distintas, por lo que podemos elegir en cada momento cuál es la que necesitamos.

Una de las ventajas de los superfoods es que no requieren ningún tipo de proceso químico. Solo algunos se muelen para convertirlo en un polvo que fácilmente se puede integrar a distintas comidas. Se podría hacer incluso en casa con un mortero. Nada más. Y al ser completamente naturales, al contrario de los productos sintéticos que existen, todas las vitaminas y minerales se absorben de manera eficiente dentro del organismo.

Muchas personas, a pesar de comer las cantidades normales de comida al día, están desnutridas. Eso se debe a que la mala alimentación por la que optan muchos no aporta realmente los nutrientes esenciales que se necesitan a diario para que el cuerpo trabaje bien. Aunque los superfoods no son un sustituto de una dieta saludable, sí son un extra a la hora de proporcionar aquellos nutrientes que no podemos conseguir o para ayudarnos a recuperarnos después de un gran esfuerzo físico y/o mental.

Con muy poca cantidad de producto se obtienen grandes resultados. Además, al estar presentados en polvo se integran muy fácilmente dentro de yogures, smoothies, batidos, sopas e incluso en comidas tradicionales. Cada producto trae sus propias especificaciones, pero con muy poquito obtendremos todos sus beneficios y apenas modificarán el sabor de nuestras comidas.

Es por esta razón por la que cada vez se está poniendo más de moda emplear los distintos superfoods. Algunos son cada vez más conocidos como la chía, la quina, las semillas de lino o la maca. Otros como el ginko biloba, la espirulina o el ashwagandha no lo son tanto, pero tienen increíbles propiedades.

En cualquier caso, incluir los superfoods en nuestras comidas favoritas marca, sin duda alguna, una gran diferencia.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram