¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Trucos para reconocer la madurez de frutas exóticas

A menos que tengáis un huerto en casa, la mayoría de la gente compra las frutas y verduras en tiendas y supermercados. Incluso aún teniendo un huerto en casa siempre hay alguna variedad que no se tiene y, especialmente, las que llegan desde climas tropicales.

Existe una gran variedad de hortalizas, frutas y verduras, pero sobre todo, hay que procurar siempre comprar aquellas que estén de temporada. Con nuestra compra conseguiremos manifestarnos sobre las preferencias naturales, sino que nos aseguraremos de que aquello que compremos estará en su momento óptimo de maduración. Cuando queremos comer frutas y verduras que están fuera de temporada en nuestro país, significa que lo traen de muy lejos. Y para que estos alimentos aguanten sin pasarse y pudrirse, la recolección es demasiado temprana, obteniendo productos de poca calidad, que no están correctos o que se pasan demasiado rápido.

Existen pequeños trucos muy sencillos para identificar en el supermercado cuales son las mejores piezas y saber si están en su estado óptimo de madurez:

Aguacate

El aguacate es una fruta tropical rica en grasas, muy cremosa y perfecta para ensaladas o salsas. El color puede variar según la especie a la que pertenezca, pero hay un par de trucos para saber si ya está madura. Normalmente los encontramos en los supermercados sin la rama, pero en la parte superior queda la pequeña base del tallo, si con una ligera presión se puede hundir significa que está maduro. Muchos también optan por agitarlo, si la semilla de dentro de mueve, también es un indicativo de madurez.

Granada

La granada no debe tener golpes aparentes ni manchas de color más oscuro. Además, al tacto debe ser firme y tener el color del tallo del mismo tono que el resto de la pieza. Si el tallo está verde o pesa poco significa que aún está inmadura.

Guayaba

En este caso el tamaño de la fruta es muy importante, mientras más grande mejor. Si se presiona con suavidad debe estar suave, ya que la rigidez denota inmadurez. Cuando está en su punto perfecto de madurez tiene un aroma dulce similar al de la piña y su interior es de color amarillento casi transparente.

Mango

Existen mangos de todos los tamaños y colores, pero un signo de que se está listo para comerlo son las manchas en la piel. Debe tener una consistencia intermedia ya que si está duro significa inmadurez y si está demasiado blando significa que ya ha comenzado el proceso de fermentado.

Maracuyá

La maracuyá, fruta de la pasión o parchita, según el país en el que estemos, debe parecer, al contrario que todas las demás frutas, que ya se ha pasado. Su mejor momento es cuando la piel se ha arrugado y está blanda. Existen maracuyás púrpuras y amarillas, pero en ningún caso verde, ya que significará que aún no ha llegado a la madurez.

Membrillo

El membrillo no es una fruta exótica para los españoles, sin embargo muchos no conocen su aspecto real (no en jalea). El membrillo perfecto debe ser de un color amarillo liso, sin ningún tipo de mancha ni imperfección. Además su aroma es intenso y debe tener un tacto firme pero no completamente rígido. Así sabrás la madurez perfecta del membrillo.

Papaya

Hay dos tipos de papaya, la amarilla y la naranja. Si aún está verde significa que aún le faltan unos días. Pero no os confiéis, ya que, aunque tenga el color adecuado, si está demasiado dura al tacto significa que no está lista. La papaya se caracteriza por tener pequeñas manchitas oscuras en la piel, eso es completamente normal. Sin embargo, si son demasiado grandes significa que se está fermentando.

Piña

La piña es mucho más conocida que las demás, pero no todos saben cuando comerla. El secreto es que no tenga manchas oscuras, que las hojas estén ligeramente marchitas en las puntas y que las del centro se puedan desprender con facilidad. Si por el contrario la presionas y cambia de color o tiene un olor muy fuerte es que ya se está fermentando.

Pomelo

El pomelo, parecido a la naranja, debe tener un tacto duro. Si está blando querrá decir que se ha pasado y se han liberado los jugos de su interior. El color por el contrario no influye en nada, ya que las hay más amarillas, naranjas o rosadas.

Con estos pequeños trucos podréis distinguir la madurez de la fruta y elegir bien en el supermercado o frutería. A partir de ahora siempre sabréis detectar cuáles piezas son las mejores para llevároslas a casa. Si queréis saber más trucos sobre frutas en particular, ¡escribid un comentario justo abajo!

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram