¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

La Alimentación como Tratamiento para el Estrés

Tiempo Estimado de Lectura: 6 minutos

El ESTRÉS es una palabra que escuchamos cada vez con más fuerza. Sin embargo, el ‘estado de alerta’ que se produce en los seres humanos bajo situaciones que son comunes a muchos de nosotros (mudanzas, tener hijos, nuevos retos…), es tan antiguo como la raza humana; y, por más impresionante que sea, el tratamiento para el estrés ¡también lo es!

La OMS define estrés como “reacciones fisiológicas que en su conjunto preparan al organismo para la acción”. Antes, estas reacciones se activaban en situaciones de EMERGENCIA para permitir la supervivencia. Por ejemplo, huir de un animal para evitar ser comido.

La problemática actual se da porque esta respuesta, que debería ser ‘la excepción’, lamentablemente hoy en día se ha vuelto ‘la regla’. De hecho, en España, el VII estudio de CinfaSalud mostró que casi 12 millones y medio de personas (casi un 26% de la población) sienten que el estrés forma parte habitual en sus vidas.

El estrés, en su justa medida.

En algunas situaciones, ésta cascada de reacciones que se activa en el cuerpo por estrés, puede llegar incluso ¡a salvarnos la vida! Y en cantidades moderadas, se establece que mejora  la manera en que afrontamos situaciones cotidianas, al ayudarnos a administrar mejor nuestros recursos.

Sobrecarga de estrés en el tiempo.

El problema viene cuando los recursos (personales y/o sociales) para responder a los ‘estímulos’ que generan estrés, ¡se hacen insuficientes! Al no poder resolver el origen de la situación, esta cascada de reacciones se repite constantemente (muchas veces sin descanso), haciendo que nuestro cuerpo se sobrecargue y se agote.

De hecho, muchos estudios han establecido que las personas que viven o trabajan en ambientes estresantes, tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades.

Si ya se sabe, ¿por qué no actuamos?

A pesar de los estudios que demuestran el papel del estrés en el desarrollo y empeoramiento de muchas enfermedades, la mayoría de las personas -incluso muchos profesionales- no contemplan medidas para reducir el mismo en su vida cotidiana.

Las actividades que mejor ayudan en el tratamiento del estrés de forma natural y a largo plazo dependen fundamentalmente de cada persona y requieren de un nivel de compromiso, como son: la meditación, la actividad física, y la alimentación. Lamentablemente, la mayoría de los seres humanos prefiere seguir manejando ese tipo de situaciones INTERNAS con herramientas EXTERNAS, como son los fármacos.

El tratamiento para el estrés debe ser Asumido NO Delegado.

Asumir que el tratamiento del estrés depende en gran parte -por no decir completamente- de nuestra responsabilidad es algo FUNDAMENTAL. En la medida en que nos hagamos cada vez más responsables de cómo tratamos y alimentamos a nuestro cuerpo, mejor va a responder el mismo ante influencias externas (un proyecto que hay que entregar, un evento social con el que hay que cumplir, un tema económico por resolver…).

¡A tomar las riendas!

Tomemos la batuta de nuestra vida y empecemos a modificar hábitos que nos permitan mejorar la manera en la que encaramos el estrés. ¿Cómo hacerlo? ¡Es más fácil de lo que crees! Te comento 3 de las actividades que más me han ayudado a afrontar retos con la mejor cara -y cuyos beneficios se han comprobado científicamente, además-:

  • La Meditación.

Es una práctica que busca entrenar la mente y aumentar el nivel de consciencia. Su popularidad ha aumentado por los beneficios que traen a quienes la practican regularmente, como una reducción en el nivel de tensión, estrés, ansiedad, depresión, y dolor; además, mejora la memoria y el nivel de energía. En general, optimiza el estado de salud.

Hay muchas formas de practicarla, la idea es que la hagas de la manera que te sea más cómoda. Así sea que dediques inicialmente 5 minutos al día, ¡pero empieza!

  • Actividad Física.

Mantenerse físicamente activo ¡tiene más beneficios de los que la mayoría de las personas creen! Más allá de lo que pueda decir sobre lo bien que me sienta hacer ejercicio, muchos estudios confirman el efecto que tiene en reducir las consecuencias negativos del estrés. Así que, ¡empecemos a movernos!

  • La Alimentación.

¡Mi eterna aliada! Y en la que más me enfocaré en este post. Ya que considero que es una de las herramientas menos aprovechadas.

productos naturales

La Alimentación como Tratamiento para el Estrés.

¿Recuerdas que hablamos que en situaciones de estrés nuestro cuerpo está ‘modo alerta’? Una de las hormonas que genera este estado es la adrenalina. ¡Sí! Esa hormona que escuchamos en deportes EXTREMOS como el paracaidismo, es la que producimos al estar estresados, pero por situaciones tan cotidianas como ¡retrasarse en la entrega del informe de fin de mes!

¿Te imaginas el desgaste de nuestro cuerpo si lo sometemos constantemente al estrés? Por eso debemos cuidarlo, y la alimentación nos ayudará a reducir algunos efectos negativos:

NATURAL ATHLETE hoja Fortalezcámonos consumiendo más Vitamina C.

Para producir adrenalina, nuestro cuerpo utiliza vitamina C de sus reservas, por lo que debemos reponer este gasto adicional aumentando el consumo de alimentos ricos en este nutriente, como son la guayaba y la mayoría de las frutas cítricas: kiwi, limón, fresa, mandarina, naranja…, y vegetales como: pimiento, tomate y coles.

La vitamina C, además, ayuda a mantener a nuestro sistema inmune; por lo que si no incrementamos su consumo en estas situaciones, es común que nos enfermemos. Probablemente más de una vez te ha pasado que, cuando algo te preocupa, ¡te resfrías! ¿No?

Para evitar esto, ¡comamos más frutas y vegetales! Sobretodo en esas épocas que sepamos que vamos a estar sometidos a situaciones estresantes: cierre de fin de mes, época de exámenes, una mudanza… La vitamina A también será una gran aliada.

NATURAL ATHLETE hoja Más proteína, más estructura.

Otra consecuencia del estrés, es que nuestro cuerpo usa más proteínas para fortalecer el sistema inmune, procesos de cicatrización, y mantener órganos vitales. Estamos en estado de alerta, ¿recuerdas? Por lo que aumentar el consumo de este nutriente es también buena herramienta para reducir las consecuencias negativas en nuestro cuerpo.

Además, los lácteos, carnes magras, y pescados, aportan triptófano, que es un aminoácido necesario para producir serotonina, la famosa “hormona de la felicidad”. Hablo más de ella en otro de mis post.

antidepresivos naturales

NATURAL ATHLETE hoja Busca fuentes de energía saludables.

Antes de conocer mejor a mi cuerpo, si una situación me estresaba era común que se me antojaran alimentos ricos en azúcar o chocolate. Y si bien ese comportamiento tiene una razón de ser, ¿te imaginas comer estos alimentos cada vez que estemos ansiosos o preocupados? ¡Caos total!

En estas situaciones, el cuerpo inconscientemente busca energía rápida para cubrir el aumento del gasto producido por el estrés. Además, los carbohidratos favorecen la absorción de triptófano que, como ya vimos, ayuda a producir serotonina (¡más relajación!).

Por lo que, cuando nos den esos antojos LOCOS, en vez de pensar “hay que darle al cuerpo lo que pide”, sería mejor pensar “tengo que escuchar qué me quiere decir mi cuerpo”, y es que esa es su forma de decirnos: “¡El estrés me está matando! Ayúdame a calmarlo”.

Sabiendo esto, será más fácil tomar decisiones más acertadas.

Dulce y Energía Natural.

La fruta con yogurt (carbohidrato + triptófano) es una buena opción de snack en estas situaciones. Como aporte de energía también los frutos secos pueden funcionar.

Arcoiris de alimentos = Arcoiris de emociones positivas.

Hablo de colores naturales, ¡no artificiales! Ya que si en nuestras comidas variamos componentes y combinamos diferentes colores, es más fácil garantizar una alimentación balanceada, rica en macro y micronutrientes. Al ser más ricas en fibra además, ayudará a mantener niveles de azúcar en la sangre.

Si bien a corto plazo un dulce puede mejorar nuestro ánimo, un estilo de vida saludable (mente + cuerpo) permitirá alcanzar este objetivo a largo plazo y sin consecuencias negativas para tu salud.

¿Difícil? ¡No lo creo! Empieza por el hábito con el que te sientas más cómodo… El resto irá encajando de forma mágica. ¡Ya lo verás!


Conoce más de nuestros post y algunas de las recetas originales que he hecho en nuestro Blog. Además, ¡no pierdas la oportunidad de conocer los productos que amamos en nuestra página web!

natural athlete

#SoloTieneCosasBuenas

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram