¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

5 hábitos que cambian tu vida si los haces antes de las 9 de la mañana

Tiempo de lectura estimado: 2 minuto(s)

La manera en la que empiezas el día puede cambiar radicalmente el resto de la jornada. Con el objetivo de establecer nuevos hábitos que nos aporten una vida más sana y equilibrada de cara al próximo curso, he creado una rutina mañanera muy sencilla y eficaz.

Te animo a que empieces a poner en práctica estos tips, hazlo poco a poco. Cada semana puedes incluir uno nuevo, así hasta llegar a los cinco. Estoy seguro que no te arrepentirás de tener que poner el despertador un poquito antes 😉 

¿Por qué antes de las 9 de la mañana?

Hay rutinas que son estupendas realizadas en cualquier momento del día, pero si las llevas a cabo nada más levantarte sus efectos se potencian. Es el caso de estos hábitos, todos ellos enfocados a energizarnos, a eliminar las toxinas acumuladas durante la noche y a calmar y enfocar la mente para los retos del nuevo día.

El amanecer es el momento de hacer todo esto, es un momento lleno de potencial y energía, que puede hacer que el día que empieza sea mejor.

Paso 1: Limpieza lingual

Esta práctica de higiene se lleva utilizando desde hace miles de años en la medicina ayurvédica (ciencia que cuenta con más de 5.000 años de antigüedad y que trata al ser humano desde un punto de vista holístico, es decir, no solo físico sino también metal, emocional… )

Se trata de raspar la lengua desde la base hasta la punta varias veces con un limpiador lingual (también puedes hacerlo con una cucharilla de café). Entre los beneficios que aporta esta limpieza destacan la eliminación de toxinas, el fortalecimiento del sistema inmunitario y la prevención de infecciones en dientes y encías.

Es importante que hagas esta limpieza antes de haber ingerido nada, ya que si tomas algo, estarás tragando además, todas las toxinas acumuladas durante la noche en la capa superior de la lengua.

Paso 2: Una ducha fría

Muchos estudios han avalado el poder del agua fría. Mejora la circulación sanguínea, desinflama, reduce el dolor muscular, mejora el ánimo, evita la retención de líquidos, aporta energía corporal, mejora el sueño, incrementa la resistencia del sistema inmune… Así que no te lo pienses y ponte a ello.

Si quieres, puedes ir despacio, comenzando por agua tibia unos segundos, hasta que te sientas con la valentía de girar del todo el grifo 😉 ¡No es tan duro como parece, créeme!

agua hidratación

Paso 3: Beber agua

Nada más levantarnos es cuando el cuerpo está más preparado para llevar a cabo todos los procesos detox. Por lo tanto, es un momento idóneo para tomar uno o dos vasos de agua templada con un poco de sal (si esto te resulta desagradable puedes añadirle un poco de zumo de limón) y ayudar así al organismo a purificarse y sentirse más ligero.

Además de para limpiar y eliminar toxinas, este sencillo ritual nos ayuda a hidratar el cuerpo.

Entrenando bici en casa

Paso 4: Ejercicio y meditación

La primera hora del día es excelente para practicar algún deporte. A mí me encanta salir a correr, pero puedes aprovechar para ir al gym, montar en bici, o lo que más te motive. Hacer deporte a primera hora del día nos ayuda a despertar el cuerpo, cargarlo de energía, promover una flora intestinal saludable y además tiene un efecto inmediato sobre la mente, mejorando el estado de ánimo, y manteniendo estables los niveles de cortisol (la hormona del estrés).

Si quieres, puedes terminar con unos minutos de meditación. Sentarse en silencio y en quietud, puede ser de gran ayuda para sentirse más equilibrado, calmado y sereno, cualidades especialmente útiles en esta sociedad plagada de estímulos, prisas y estrés en la que vivimos.  

Paso 5: Un buen desayuno

Algunos días practico el ayuno intermitente, por lo que no desayuno nada. Pero los días que lo hago, cuido mucho que mi desayuno sea saludable, energético y completo. En mi opinión, la fruta fresca de temporada es un básico, ya que se trata de un alimento lleno de vitaminas, nutrientes y antioxidantes. 

Además, deberíamos incluir siempre algo de grasa en el desayuno porque es nuestra fuente de energía y además nos mantiene saciados: aguacate, mantequilla o Ghee, aceite de coco, cremas de frutos secos… Otro de mis básicos en los desayunos es el huevo, un alimento con una gran cantidad de nutrientes: proteínas, grasas saludables, vitaminas, minerales y diversos antioxidantes. Los huevos son una fuente especialmente buena de selenio, vitamina D y riboflavina. 

¿Queréis saber cuáles son mis desayunos preferidos?

Smoothie de plátano, cacao y crema de cacahuete

Bowl de leche de almendras con granola y fruta 

Tortilla de aguacate, jamón ibérico y espárragos 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram