¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Los fermentados, sus beneficios y cómo preparar Chucrut

Tiempo de lectura estimado: 1 minuto(s)

Aunque suene increíble, nuestro cuerpo está compuesto de más bacterias que de otra cosa y la importancia de estos organismos en nuestra salud es algo que se pasa por alto. Un ambiente microbiano equilibrado regula el sistema inmune, el metabolismo, mejora las funciones intestinales, el estado de ánimo y hasta las funciones cerebrales.

A través de las comidas fermentadas podemos mejorar el sistema microbiano de nuestro cuerpo. La presencia de bacterias buenas y vivas hace que el intestino funcione mejor y, junto a unas enzimas especiales, ayuda a que se digieran mejor los alimentos y se absorban más nutrientes.

Uno de los alimentos fermentados más populares es el yogur, que cuando se hace de manera artesanal, es uno de los cultivos de bacterias más sanos que hay. Sin embargo, ante la basta presencia de alimentos procesados y pasteurizados en los supermercados este alimento está mermando sus propiedades.

¿Qué beneficios aportan los alimentos fermentados?

  1. Ayudan a balancear la producción de ácido en el estomago, protegiendo su interior y el del intestino.
  2. Aumentan la producción de enzimas digestivas necesarias para una mejor digestión.
  3. Evitan el estreñimiento.
  4. Mejoran la función del páncreas, debido a que los carbohidratos del ácido láctico ya están predigeridos y no se convierten en una carga más para el sistema digestivo.
  5. Los fermentos tradicionales ayudan a destruir e inhibir el crecimiento de bacterias malignas en el intestino.

Cómo hacer tu propio chucrut en casa

La buena noticia es que preparar chucrut en casa puede ser muy simple, económico, de más calidad, orgánico y hasta divertido. Hoy os enseñaré a preparar vuestra propia versión del ”sauerkrout’, chucrut o col agria para acompañar otras recetas naturales. El chucrut es un repollo agrio que se logra a través de un proceso llamado lacto fermentación, en el que el azúcar natural del repollo y la glucosa se convierten en energía y en ácido láctico.

Repollo y semillas de cardamomo

Imprimir

Chucrut casero

Plato dinner, lunch, Side Dish

Ingredientes

Elaboración paso a paso

  1.  Para preparar tu chucrut, añade el repollo rallado a un recipiente hondo y añade la sal. Asegúrate de que tanto tus manos como tus utensilios estén muy limpios para hacer esta receta. Recordad, ¡queremos bacterias buenas, no malas!

  2. Con las manos, masajea la sal en las hojas del repollo durante un período de 5 a 10 minutos. Aprieta para asegurarte de que la sal está penetrando en las hojas.

  3. Añade las semillas de alcaravea.

  4. Pon el repollo y su líquido en un recipiente hondo y cilíndrico que tenga una apertura ancha.

  5. Coloca en una bolsa plástica unas piedras limpias e introduce por encima del repollo presionando fuertemente hacia abajo. Esto ayudará a que el repollo se sumerja en su propio líquido.

  6. Coloca la tapa al recipiente para evitar que se contamine con agentes externos. Conservarlo en el tope de la cocina de 3 a 10 días a temperatura ambiente para lograr la fermentación. Asegúrate de que siempre tenga líquido y presiona el repollo hacia abajo para que esté sumergido en este.

  7. Cuando veas algunas burbujas en el líquido que cubre el repollo, tu fermentación estará lista y podrás conservarla en la nevera por varios meses. ¡Chucrut listo!

Con una o dos porciones pequeñas de algún alimento fermentado al día es suficiente para mejorar muchísimo la salud gastro-intestinal. ¿Os animáis a probar este chucrut?

 


¿Te ha gustado este artículo sobre el chucrut? ¿A qué esperas entonces? Síguenos en @naturalath para no perderte ningún contenido. Ah, y por supuesto, ¡no le quites ojo al blog!

#BeMoreNatural #SoloTieneCosasBuenas

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Comentarios

3 Comentarios
  1. Avatar
    posted by
    Alex
    Ago 18, 2016 Reply

    Hola Nik me encanta tu blog, gracias por ayudarme a comenzar en este estilo de vida, me gustaría saber si los tibicos y los búlgaros son paleo ojalá me puedas ayudar?

  2. posted by
    7 aspectos básicos para una Alimentación Saludable – Blog de Natural Athlete
    Ago 14, 2019 Reply

    […] que podemos consumir que nos ayudarán a equilibrar nuestra microbiota puedes encontrar: kéfir, chucrut, yogur, jocoque (típico de la gastronomía Mexicana), kimchi (típico de la cocina Koreana), […]

  3. posted by
    Tres cosas que no deben faltar en un plato balanceado – Blog de Natural Athlete
    Ene 23, 2020 Reply

    […] desnatar o refinar, son más saludables y ricos en nutrientes. También puedes optar por lácteos fermentados como el kéfir o el yogurt, que son ricos en probióticos que ayudan a mantener la salud de tu […]

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta




sígueme en Instagram