¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Pollo al curry con quinoa: ¡versión paleo!

Tiempo de lectura estimado: 1 minuto(s)

El pollo al curry es una receta original hindú cargada de sabor y ligeramente picante.

El curry, procedente de Asia, es una mezcla de muchas especias combinadas. Originalmente la palabra curry se refiere a cualquier plato de guiso acompañado de arroz.

Cuando occidente comenzó a comerciar con Asia se trajo un condimento que estaba formado por un gran número de especias distintas al que se llamó curry. Los ingredientes principales del curry son: ají, albahaca, alcaravea, apio, azafrán, canela, cardamomo, cebolla seca, cilantro, comino, cúrcuma, fenogreco, jengibre, mostaza, nuez moscada, pimienta de cayena, pimienta y tamarindo. Dependiendo de la región donde se fabrique puede variar el color y el sabor debido al cambio de cantidades y variación de ingredientes.

Hoy en día existen muchas recetas occidentales que llevan curry, pero siempre que se usa automáticamente su olor y sabor te transporta a Asia.

La receta que os traigo se inspira en la receta original de pollo al curry pero llevado al mundo saludable y que está buenísimo.

Imprimir
Plato de pollo al curry con quinoa, tomate fresco y ramita de eneldo

Pollo al curry con quinoa

Plato Main Course
Keyword curry, pollo, quinoa

Ingredientes

  • 500 gr pechuga de pollo con piel
  • 1 taza quinoa
  • 1 taza agua
  • 2 ajos
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 2 cdas curry
  • 1/2 zumo de limón
  • 1/4 cda pimentón
  • 1 lata leche de coco para cocinar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • eneldo

Elaboración paso a paso

  1. Corta en trozos pequeños la cebolla y el ajo.

  2. En una sartén pon un chorro de aceite de oliva y pon la cebolla y el ajo a dorar.

  3. Corta la pechuga de pollo en cubitos o tiras.

  4. Añade el pollo a la sartén.

  5. Echa el curry y el pimentón y revuelve bien para que todo el pollo quede bien impregnado de las especias.

  6. Exprime el zumo de medio limón y añádelo a la mezcla.

  7. Sofríe el pollo por completo.

  8. Añade la leche de coco y y baja el fuego. Deja que el guiso se haga durante 15 minutos.

  9. En una olla aparte pon 1 taza de quinoa por 1 taza de agua durante 10 minutos o hasta que el agua se haya consumido por completo. Comienza con fuego alto hasta que comience a hervir y después baja el fuego y tápalo. No olvides de añadir sal a tu gusto al principio.

  10. Lava y corta el tomate en trocitos pequeños.

  11. Sirve el plato con una cama de quinoa, el pollo al curry con la salsa, un poco de tomate fresco en la parte superior y unas ramitas de eneldo.

Niklas cocinando el pollo al curry en la sartén.

Es una receta muy sencilla que podréis tener lista en menos de media hora. La combinación de sabores, temperaturas y texturas se convierten en una auténtica explosión gastronómica en boca. ¡No os arrepentiréis! 🤤

¿Usáis algún otro ingrediente para sustituir el arroz que no sea quinoa? ¡Contadme qué os parece esta versión saludable! 🍗

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Comentarios

2 Comentarios
  1. Avatar
    posted by
    Eva Garrido
    Ago 24, 2017 Reply

    Estimado Niklas;
    te escribo propósito de la quinoa porque la utilizo de vez en cuando, y leí que tenía un contenido de saponinas interesante y que si tienes sensible el intestino es mejor no tomarla. ¿Cuál es tu opinión?
    Puedo imaginar que lo primero es que uno debe prestar atención a cómo reacciona su cuerpo. En mi caso, sin problemas. Y la segunda cosa sería, tomarla de forma ocasional, no como alimento base, tipo una vez cada dos semanas, y cuando ya estemos estables en cuanto a síntomas relacionados con el intestino permeable.
    A parte de esto, de verdad me interesa conocer tu opinión sobre este pseudo-cereal.

    Eva Garrido

    • Natural Athlete
      posted by
      Natural Athlete
      Sep 12, 2018 Reply

      Estimada Eva,

      Efectivamente todo lo que dices es cierto, la quinoa tiene un contenido elevado de saponinas, consideradas antinutrientes debido a que reducen la absorción del hierro. Además aporta un sabor amargo muy característico. Sin embargo, si lavas la quinoa y la dejas en remojo frotando y enjuagando los granos, consigues eliminar las saponinas de la matriz. Como bien dices, cada uno debe prestar atención a su cuerpo y ver qué le sienta bien y qué le sienta mal, si en tu caso no te da ningún problema no debes preocuparte.

      Un saludo,

      Niklas

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta




sígueme en Instagram