¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Salmón crujiente en salsa de almendras

Tiempo de lectura estimado: 1 minuto(s)

El pescado y los frutos secos son una combinación perfecta si encontramos la receta adecuada. Te proponemos un salmón crujiente que no es demasiado laborioso, y el resultado es muy sorprendente tanto por la textura como por el sabor. El salmón, un pescado azul, nos aporta omega 3 bueno para el corazón y el sistema circulatorio. Las almendras son saciantes, antioxidantes y contribuyen a reducir el nivel de glucosa en sangre, algo necesario para las personas diabéticas. Este salmón crujiente es un plato gluten free para comer a mediodía, o para sorprender a esos amigos que vienen a cenar a casa.

Imprimir

Salmón crujiente en salsa de almendras

Plato Main Course
Keyword almendras, salmón
Tiempo total 40 minutos
Raciones 2 personas

Ingredientes

  • 400 g salmón fresco
  • 150 g almendras crudas
  • 1 huevo
  • sal marina sin refinar
  • pimienta negra recién molida

Para la salsa de almendras

  • 1/4 taza crema orgánica de almendras
  • 25 g mantequilla
  • 170 ml leche
  • 25 g harina de almendra molida
  • 1 pizca nuez moscada
  • pimienta negra molida
  • sal al gusto
  • 4 ml salsa de soja o salsa Tamari (la salsa Tamari no lleva gluten)
  • 1 ml vinagre de arroz
  • 1 cds aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso

  1. Para hacer tu salmón crujiente, empieza por precalentar el horno a 180ºC; salpimenta los filetes de salmón y resérvalos.
  2. Con una batidora pica las almendras crudas, y deja algunos trozos un poco más grandes. Añade una pizca de sal y pimienta a la almendra, y pon sobre una bandeja para rebozar en ella el salmón.
  3. Para el rebozado, primero pasa los filetes por huevo batido, y después por la almendra.
  4. Pon lo filetes de salmón sobre una bandeja de horno, y hornea 20 minutos o hasta que la almendra se tueste.

Para la salsa de este salmón crujiente, pon en un cazo la mantequilla, el aceite de oliva virgen extra y deja que se fundan a fuego bajo.

  1. Incorpora la leche, la almendra molida, la nuez moscada recién rallada, la pimienta negra recién molida, la sal, la crema de almendras, la salsa de soja y el vinagre de arroz.
  2. Lleva a ebullición moviendo de vez en cuando con las varillas, y cuando hierva, deja de remover, baja el fuego y deja que espese. Añade al gusto sobre al salmón.

Consejo de chef 😉  Guarda en caliente la salsa sobrante, así no espesará demasiado y te servirá para otras recetas.

crema de almendra orgánica

Si te hemos conquistado con este salmón crujiente, no te pierdas otras recetas similares:

Brochetas de salmón con salsa de cacahuete

Pollo a la parrilla con salsa agridulce de cacahuetes

Sushi de quinoa con crema de cacahuete

Pizza casera con base de almendras y quinoa

 


¿Te ha gustado esta receta? ¿A qué esperas entonces? Síguenos en @naturalath y revisa más recetas relacionadas, y posts sobre salud y alimentación en mi blog.

#BeMoreNatural #SoloTieneCosasBuenas

Natruly
Autor del post
Natruly

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta




sígueme en Instagram