¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Smoothie de pomelo, plátano, fresón y canela

Tiempo de lectura estimado: 1 minuto(s)

Está a punto de comenzar la primavera y con el calorcito no hay nada más refrescante que un delicioso smoothie fresquito que te aporta vitaminas y nutrientes esenciales para el cuerpo y que además es sencillo y rápido de preparar. Como podéis comprobar me encanta este tipo de bebidas y las posibilidades son casi infinitas, siendo todas 100% saludables.

La forma más fácil de conseguir un rico smoothie es utilizar la batidora y en cuestión de segundos conseguiremos tenerlo listo. A nosotros nos gusta mucho prepararlos con la familia. Es una forma sana y divertida de introducir frutas y verduras en la dieta de los niños que se lo beberán sin rechistar.

Un truco que nos encanta para los días más calurosos que están llegando es añadir un par de cubos de hielo a la batidora, siempre y cuando vuestra batidora esté preparada para picar hielo. El frescor y la textura que le aporta el hielo llevará el smoothie a otro nivel. Incluso si os apetece, podéis convertirlo en un granizado añadiendo más hielo. Yo soy un auténtico fan. En este caso, usaremos un plátano previamente congelado, que se encargará de darle ese toque frío.

Hoy os traemos una receta de pomelo, plátano y canela que seguro que os encantará tanto como a nosotros.

Imprimir

Smoothie de pomelo, plátano, fresón y canela

Plato Breakfast, Drink, Snack
Keyword fresa, plátano, pomelo, smoothie

Ingredientes

  • 1 pomelo
  • 1 plátano congelado
  • 1 taza agua
  • 1-2 fresones
  • 1 pizca canela al gusto

Elaboración paso a paso

  1. Cuando tengo más o menos diez plátanos maduros lo que suelo hacer es pelarlos, cortarlos en trozos y meterlos en el congelador. De esta forma siempre tengo plátanos en casa listos para usar y en su punto. Esto es ideal para los smoothies, ya que así los tengo congelados para cuando quiera prepararlos. Con unas tres horas metido en el congelador es suficiente para elaborar este smoothie.

  2. Teniendo el plátano congelado, añádelo a la batidora.

  3. Ahora es el turno del pomelo. Hay una amplia variedad de pomelos, como el blanco, el rosa, el star ruby y el río red. Puedes elegir el que más te guste. Un truco para extraer todo el zumo del interior es que antes de cortarlo lo ruedes con la palma de la mano sobre una superficie plana. De esta forma conseguirás que el zumo se libere de su interior y sea más sencillo. Si eres de los que te gusta la textura de la pulpa, simplemente pela el pomelo y añádelo a la batidora. Si no te gusta, exprímelo como lo harías con una naranja y añade todo el jugo a la batidora.

  4. Lava bien el fresón y corta la ramita. Añádelo directamente a la batidora.

  5. Añade la canela en polvo al gusto. Yo con una cucharadita tengo suficiente.

  6. Por último, agrega la taza de agua y pon la batidora a funcionar. Como he mencionado antes, si quieres  convertirlo en granizado, añade más hielo.

Ya veis que es muy fácil de hacer y en cuestión de minutos tendréis un desayuno, tentempié o merienda increíble. Es ideal para beber los días que hagáis deporte, ya que os llenará de energía. Os dejamos a continuación otras ideas para smoothies que ya hemos hecho antes y que nos encantan. ¡Ya no contaréis cuál es vuestro favorito!

Smoothie de zanahoria, naranja y cúrcuma

Smoothie de açai, higos y plátano

Podéis encontrarme en Facebook e Instagram como @NiklasPaleo. ¡Hasta pronto! 

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta




sígueme en Instagram