¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Solomillo de cerdo con salsa de vino y puré de berenjenas

Tiempo de lectura estimado: 1 minuto(s)

El solomillo de cerdo es una pieza muy jugosa y con un sabor suave que agrada tanto a pequeños como mayores. Además, su textura suave es ideal para que los niños la coman sin problema.

Como acompañamiento he hecho un puré de berenjenas asadas que aporta mucha cremosidad al plato, una salsa de vino deliciosa y finalmente unos berros con piñones para aportar frescor y un toque crujiente al plato. En otras palabras, es un plato completo y redondo con muchos matices distintos.

Como ya os he contado en otro plato de solomillo, esta carne de cerdo magra es ideal para hacer vuelta y vuelta en la sartén, en la parrilla o al horno.

¡Aunque lleva un ratito hacerlo, os prometo que merece la pena!

Imprimir
solomillo con salsa de vino y puré de berenjenas acompañado de ensalada de berros y piñones tostados

Solomillo de cerdo con salsa de vino y puré de berenjenas

Plato dinner, Main Course
Keyword berenjena, cerdo, puré, salsa, solomillo

Ingredientes

  • 1 solomillo de cerdo
  • 2 berenjena grande
  • 1/2 taza vino tinto
  • 2 cdas mantequilla
  • sal
  • 1/2 puñado piñones tostados
  • aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso

  1. Precalienta el horno a 180ºC.

  2. Corta las berenjenas en trozos grandes. Ponle sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

  3. Mételas en el horno durante 30 minutos.

  4. En una olla pon una cucharada de mantequilla, el vino y sal al gusto a fuego bajo. Déjalo reducir durante 20 minutos. Una vez esté lista retira la salsa del fuego y reserva.

  5. Saca las berenjenas del horno y déjalas enfriar un par de minutos.

  6. Machácalas y añade la mantequilla creando el puré.

  7. En una sartén caliente pon un chorrito de aceite de oliva.

  8. Salpimienta el solomillo a tu gusto. Ponlo en la sartén cuando esté caliente. Séllalo por todos los lados y déjalo un par de minutos por cada lado.

  9. Sácalo y déjalo reposar durante unos minutos. Corta el solomillo en medallones y sírvelo con el puré de berenjena, añade los berros y los piñones tostados en el plato y riega todo con la salsa de vino.

Tendréis una cena absolutamente deliciosa y muy completa. Está tan rico que querréis repetir una y mil veces. Estoy seguro que si invitáis a vuestros amigos a cenar no dejarán ni una gota en el plato.

Si no os gustan las berenjenas os dejo las recetas de puré de remolacha y zanahoria, de coliflor o de chirivías.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calificación de la Receta




sígueme en Instagram