Si sufres de jaquecas fuertes e inesperadas, irritación en la piel, nariz con flema y otros malestares podrías sufrir de intolerancia a la histamina