Hoy en día comer sano y de forma natural es inusual e incluso tachado de alternativo. Debería ser todo lo contrario y que la comida basura fuera inusual.