¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¿Vuelves a tener agujetas? Sigue leyendo

Tiempo de lectura estimado: 2 minuto(s)

Puede que después de algunos días con la vuelta a la rutina, al gym, a las sesiones de running… ya estés notando esas molestias musculares tan típicas de las agujetas.

A mí también me pasa cuando estoy varias semanas de desconexión, pero tengo algunos trucos que me funcionan muy bien y no estoy hablando de tirarme en el sofá sin hacer nada, todo lo contrario: lo que mejor viene para las agujetas es mantenerse activo, no parar de hacer deporte, eso sí, bajando el nivel.

También la dieta es importante, te aconsejo que incrementes los alimentos ricos en proteínas para reponer los músculos dañados y también que apuestes por una dieta antiinflamatoria.

Pero, ¿Qué son realmente las agujetas?

Se trata de microrroturas que se producen en el tejido muscular 24 – 48 horas después de hacer un sobreesfuerzo durante nuestra práctica deportiva. Normalmente aparecen después de una época de sedentarismo y también por habernos excedido en la actividad.

Soluciones:

  • Descanso: reposar y dormir bien ayuda a reparar esas microrroturas y a regenerar los músculos dañados.
  • Ejercicio suave: es recomendable no dejar del todo la actividad física. Un ejercicio moderado y algunos estiramientos pasivos ayudan a reactivar el riego sanguíneo y a movilizar el músculo. Esta actividad suave además contribuye a calmar las molestias de las agujetas y a favorecer la recuperación.
  • Tratamientos de frío: duchas o cremas de efecto frío son especialmente útiles para bajar el dolor y eliminar la inflamación.
  • Masaje: ayudan mucho a reducir la inflamación, regenerar, descongestionar y eliminar las toxinas. Aplica unas gotas de aceite esencial de lavanda o manzanilla a tu crema o aceite de base para ayudar además a combatir la fatiga.

La dieta anti agujetas:

  • Hidratación: la pérdida de agua en forma de sudor provoca debilidad muscular. Si no nos hidratamos bien se puede generar más daño muscular y mayor respuesta inflamatoria.
  • Plátanos: es la fruta preferida por los deportistas ya que es fácil de comer, es súper nutritiva y está repleta de potasio, un mineral que ayuda a evitar calambres y molestias musculares.
  • Barritas: un suplemento alto en nutrientes que te hará recuperar la energía. Te recomiendo que elijas barritas sin azúcares añadidos, sin gluten y sin lactosa, como ésta de Zanahoria y Nueces. ¡Deliciosa! 
  • Cerezas: esta fruta contiene muchos antioxidantes que ayudan a los músculos a recuperarse más rápidamente. Te propongo uno de mis smoothies preferidos para después de mis entrenamientos, que además de cerezas contiene plátano y aguacate, una bomba para recargar pilas.
  • Proteínas: este tipo de alimentos favorecen el anabolismo, es decir, la síntesis proteica y la reparación de tejidos. Por eso, después de una sesión de entrenamiento fuerte suelo comer tortilla o un guiso de carne. También echo una buena cucharada de Proteína Vegana de Chocolate a mis smoothies.
  • Magnesio: es uno de los minerales que en mayor medida se pierde al hacer deporte. Si quieres evitar los calambres musculares y la rigidez incluye en tu dieta alimentos como las verduras de hoja verde, la quinoa, el aguacate o el cacao.
  • Dieta anti inflamatoria: la canela y el jengibre así como alimentos ricos en Omega 3 (pescados azules, nueces, semillas de lino…) son muy beneficiosos para reducir las molestias musculares. Además te recomiendo la cúrcuma, una especia que relaja los músculos y protege las articulaciones. Te dejo mi súper receta de Leche Dorada

Evitar las agujetas:

  • Calentar antes de hacer deporte: puedes caminar rápido o trotar un poco unos minutos antes de tu actividad física, así ayudas a preparar a los músculos.
  • Estirar después de la actividad deportiva: es imprescindible para relajar los músculos y evitar la rigidez.
  • Regular la intensidad y el tiempo de tu actividad a tu condición física: ve poco a poco, no tengas prisa. Si permites que el cuerpo se vaya adaptando a la rutina deportiva, será más fácil evitar las molestas agujetas después. 
  • Ser constante: mantén una rutina deportiva como parte de tu vida. Los beneficios son infinitos: mejor descanso, mejor estado de ánimo, menor nivel de estrés, menor probabilidad de sufrir enfermedades como el cáncer o la diabetes, mejora en la salud cerebral…   

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram