¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

Tomar zumos naturales de frutas, puede afectar tu salud.

Tiempo Estimado de Lectura: 7 minutos

Muchas personas no se imaginan que una decisión tan cotidiana pueda afectar su salud, y la de sus seres queridos. Y es que muchos estudios ya establecen que el consumo de zumos naturales de frutas se asocia con un mayor riesgo de desarrollar diabetes a futuro.

Esta noticia no es nueva, pero aún así muchas personas la desconocen; y mientras tanto las cifras de esta enfermedad siguen en aumento. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de personas con diabetes a nivel mundial ha pasado de 108 millones en 1980 a 422 millones en el 2014, multiplicándose por 3 en sólo 34 años. Siendo esta enfermedad una causa importante de problemas renales, accidentes cerebrovasculares, infartos al miocardio, ceguera, y amputaciones.

Si bien muchas personas conocen la importancia que tiene una dieta saludable en la prevención de la diabetes mellitus (DM), un buen número desconoce las verdaderas bases en las que se cimienta esta recomendación. Entre muchas de éstas encontramos que, si deseamos disminuir el consumo de azúcar, las frutas deben consumirse enteras, NO en forma de zumos.

En España, las cifras no son más alentadoras.

Según una información de la Federación Española de Diabetes (FEDE), el 14% de la población española tiene DM. Encontrándose alrededor de 400 mil casos nuevos de diabetes mellitus tipo 2 (que es la de origen alimentario) cada año, que serían casi 1.100 casos nuevos por día, y 45 casos por hora. Alarmante, ¿no?

Pero ya es momento de dejar de analizar y ¡empezar a actuar!

Nos confiamos y sobre estimamos las calorías líquidas.

Las calorías líquidas (provenientes de bebidas azucaradas como refrescos, zumos pasteurizados, té helado y bebidas energéticas) son, en mi opinión, ¡las más peligrosas! Porque no nos llenan igual que un alimento sólido, por lo que nos confiamos y terminamos tomando más de lo que nuestro cuerpo en verdad necesita. Y en un día caluroso ¡aún más!

Adicionalmente, el consumir cantidades importantes de este tipo de bebidas favorece una entrada IMPRESIONANTE de azúcar en nuestra sangre -¡por eso nos activamos tan rápido tras consumirlas!-, lo cual pone a correr a nuestro páncreas para producir cantidades exageradas de insulina para regular la subida de glucemia. A largo plazo, el abuso de este tipo de bebidas lo que hace es agotar a nuestro páncreas, al punto de no poder producir más insulina, viéndose la persona en necesidad de inyectársela. Sin dejar de mencionar los riesgos adicionales que genera este consumo excesivo, al favorecer el desarrollo de sobrepeso y obesidad.

productos naturales

¿Y qué pasa con los zumos naturales de frutas?

Inclusive para muchos profesionales de la salud, el consumo de zumos de frutas naturales fue una solución excelente para reducir el consumo de otras bebidas azucaradas. No obstante, ya han salido a la luz muchos estudios que demuestran una relación entre el consumo de estas bebidas, y el desarrollo de diabetes tipo 2.

La culpa no es de la fruta, sino de su procesamiento.

La razón por la que atribuyen esta relación es que, el zumo de frutas, al estar en estado líquido, aporta una alta carga de azúcar libre a la sangre que produce en el cuerpo una respuesta igual a la que producen las bebidas azucaradas.

Y es que el problema no son las frutas en sí, sino el procesamiento que las personas les dan. Ya que al licuarlas rompen la fibra y liberan el azúcar propio del alimento; además, al colarla, eliminan el resto de la fibra alimentaria, que es la encargada de evitar que la fructosa ingrese de forma rápida a la sangre. Y si a los zumos naturales de frutas le agregan azúcar, el efecto ¡es peor!

Zumos naturales de frutas = Bebidas azucaradas.

Muchas personas todavía creen que consumir zumos de frutas naturales es mejor que tomar otras bebidas azucaradas. Sin embargo, las investigaciones demuestran que el aporte calórico y de azúcar de estos es similar al de muchas otras bebidas procesadas. Las consecuencias que tienen en la alteración de la glucemia es similar para ambos tipos de bebidas; no importa si la misma proviene de fruta natural o de productos procesados.

La diferencia que se reconoce entre los zumos naturales de frutas y las bebidas azucaradas no fortificadas es el aporte de vitaminas, minerales y fitoquímicos que, de forma natural, aportan los zumos de frutas –aunque sigue siendo un aporte menor al que brinda el consumo de las frutas enteras–. Además, son un producto libre de químicos y conservantes, propios de las bebidas procesadas.

A pesar de estas “ventajas”, el aporte de micronutrientes no es suficiente argumento para justificar el consumo de este tipo de bebidas, ya que no llega a compensar el efecto negativo que tienen sobre la salud.

La fruta entera: ¡Libre de responsabilidades!

Algunas personas han satanizado por mucho tiempo a las frutas argumentando que no son buenas para la salud porque contienen azúcar. Sin embargo, el tipo de azúcar que contienen se denomina ‘intrínseca’, y es la que está presente en los alimentos de forma natural (sin romper su matriz); la cual se metaboliza más lentamente en nuestro cuerpo. El problema viene cuando licuamos y procesamos las frutas, rompiendo esa matriz y llevándonos, casi exclusivamente, el azúcar de la fruta.

¿Qué hace la diferencia?

Al licuar y colar la fruta liberamos el azúcar que está dentro de la misma,  haciendo que se vuelva azúcar libre (igual que la de un refresco); perdiendo uno de los componentes más valiosos de este grupo de alimentos, ¡la fibra!

Recordemos que la fibra actúa como una especie de ‘policía’ en nuestro intestino, regulando la absorción de glucosa y evitando que la misma entre de golpe a la sangre. Esto previene que forcemos al páncreas para la sobreproducción de insulina, y que almacenemos grasa innecesariamente.

Más azúcar = Más grasa

Cuando doy esta explicación, muchos me preguntan: “¿qué tiene que ver la grasa en todo este asunto si estás hablando de azúcares?”. Pero sí tiene que ver, ¡y mucho! Pues si tomamos grandes cantidades de azúcar a través de los zumos de frutas naturales, y no usamos toda esa energía en un corto período de tiempo, nuestro cuerpo fisiológicamente TIENDE A ALMACENARLA, nada más y nada menos que ¡en forma de grasa!

Es por esto que muchos otros estudios asocian también el consumo de zumos naturales de frutas con un mayor riesgo de sufrir sobrepeso y obesidad.

Y entonces, ¿qué podemos tomar?

La eterna pregunta: si las bebidas azucaradas y los zumos de frutas naturales no son la opción más saludable; y los edulcorantes han sido muy polémicos en temas de salud. ¿Qué podemos tomar?

La base de la pirámide de la hidratación.

Muchas veces, la respuesta más obvia ¡es la que menos nos gusta! Si el agua es la base de la pirámide de la hidratación, ¿por qué no lo hacemos también base de nuestro estilo de vida? Y es que lo ideal es educar a nuestro paladar -y ¡sobretodo al de nuestros hijos!- a sabores menos dulces. Al hacer esto, estaremos creando un gran aliado, pues cuando pruebes nuevamente alguna bebida azucarada, será tu mismo cuerpo el que rechace esos sabores tan invasivos. Genial ¿no?

De todas maneras, existen otras formas saludables de hidratarnos que son muy sencillas de hacer, y ¡muy deliciosas!. Vemos algunas:

NATURAL ATHLETE hojaAguas saborizadas: las cuales las puedes hacer utilizando las frutas que tengas disponibles en tu hogar, añadiéndolas a tu jarra de agua favorita, y refrigerándola. Puedes usar también vegetales que le den un toque de sabor. Por ejemplo: agua con trozos de sandía y ramas de hierbabuena. Esta opción te permitirá también darle uso a ese tipo de alimentos, evitando así su desperdicio.

NATURAL ATHLETE hojaBatidos o smoothies de frutas: que, si bien han sido parcialmente procesadas al triturarlas, aún conservan buena parte de la fibra, por lo que el efecto en nuestro organismo es diferente al tomar un jugo. De ahí que nos sintamos llenos luego de tomarnos un vaso.

NATURAL ATHLETE hojaHielos de frutas: que podemos hacer triturando las frutas y vegetales que tengamos a la mano y que más nos gusten. La ventaja es que podemos consumirlos cuando queramos, pues estarán bien conservados en las hieleras de nuestro congelador.

NATURAL ATHLETE hojaInfusiones: ¡No sólo podemos tomarlas calientes! Pues existen infinidad de sabores y combinaciones (recordemos siempre usar las opciones más saludables, sin químicos ni edulcorantes) que podemos hacer y refrigerar para tomarlas frescas. Incluso podemos combinarlas con nuestras frutas favoritas, ¡la imaginación es el límite!

hidratación

Al final, la mejor opción siempre será la fruta entera.

El consumo de frutas y verduras enteras se han relacionado con una disminución en el riesgo de desarrollar diabetes mellitus 2; sobretodo por su bajo aporte calórico y glicémico, y su alto aporte de micronutrientes y fibra.

Por lo que la invitación es que empecemos a ver a las frutas como excelentes opciones de postres saludables o snacks. Educa a tu cuerpo para esto, y él será ¡tu gran aliado!


Conoce más de nuestros post y algunas de las recetas originales que he hecho en nuestro Blog. Además, ¡no pierdas la oportunidad de conocer los productos que amamos en nuestra página web!

natural athlete

#SoloTieneCosasBuenas

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram